jueves, 26 de octubre de 2017

NO HAY PRESUPUESTO EN COLOMBIA PARA LA REFORMA RURAL INTEGRAL


Ni lo habrá si seguimos gobernados por bandas de corruptos, porque los países que necesitan nuestra producción agropecuaria y tienen recursos de sobra para ponernos a producir no son tan idiotas de echarle mas leña al fuego de la corrupción generalizada en todas las ramas del poder público en Colombia, sería como echarle lavazas a una piara de cerdos hambrientos.

Es indispensable pues hacer los mejores esfuerzos para quitarles el poder del Estado, estar dispuestos a deponer orgullos y mezquindades sectarias, unir a los campesinos, a los indígenas, a los afrodescendientes, a los estudiantes, al sufrido pueblo urbano que en su mayoría se marchita en la informalidad bordeando la indigencia, a los intelectuales independientes o mas bien sin proyecto de vida estable, al magisterio y demás profesionales asalariados mal pagados, a excepción de los altos mandos, a los que quieren ampliar sus Empresas, a los gamonales frustrados que han acumulado tierras por desposeción y no ven futuro, llamarlos porque no vale la pena persistir en este estado de inseguridad, es mejor ceder parte de lo que se ambiciona, asegurando prosperidad con el resto, para poder brindarle futuro a sus descendientes y allegados en el país, parar el éxodo de nuestro mejor recurso: la gente, como que alrededor del 20% de los nacidos en Colombia están fuera del país.

¿Será que si nos unimos no lograremos ganarle unas elecciones a las maquinarias políticas del continuismo? ¿Son tan poderosos los criminales que nos dominan que primero vuelven a exterminar a nuestros líderes antes de dejarse bajar del curubito?

El gobierno que proponemos debe erradicar la corrupción, renegociar la deuda externa y las concesiones de toda clase porque la mayoría son estafas continuadas concertadas por hampones. Para lograr esto necesitaríamos una radical reforma a la justicia, podrida hasta los tuétanos, obtener las mayorías parlamentarias para hacerlo es bien difícil, quedaría la opción de convocar a una Asamblea nacional constituyente si ganamos la Presidencia.

Aliarnos con los liberales y con los de la U con cero tolerancia a la corrupción, estos partidos podrían admitir a los gamonales regionales de cualquier partido o sin partido, si se la jueguen por ayudar a consolidar una paz justa, con lo que lograrían estabilidad para emprender de forma segura con sus bienes restantes y el apoyo del nuevo gobierno, luego de conciliar reparaciones colectivas con las víctimas reales, las populares.

Se requiere una reforma tributaria para ampliar crecientemente los impuestos a los dividendos y demás rentas personales, disminuyendo paulatinamente el IVA y demás impuestos indirectos y drásticamente los gastos iniciales para los emprendimientos formales. Como contrapeso debe disminuirse el impuesto a la renta de las empresas. La paz nos permitirá a corto plazo multiplicar la exportación de las materias primas de producción primaria, agropecuarias y minero-energéticas, proponiéndonos a aumentar el valor agregado nacional hasta lograr industrializar procesos pos cosecha y pos extracción, y promoviendo la reconversión energética, especialmente del transporte, a energías limpias.

Pero nada de eso alcanzaría para hacer viable la RRI, se lograría avanzar bastante en la educación, la salud y la alimentación como derechos, solucionar la mayoría de las viviendas prioritarias, para proteger a las familias en alto riesgo, y subsidiar buena parte de las restantes de interés social.

Pero para darle viabilidad a la RRI en 40 millones de hectáreas que están ahora en potreros, mitad de economía campesina y mitad de economía empresarial, se necesitaría alrededor de 100 mil millones de dólares de financiación, mas tecnología y mercados seguros. Es imposible conseguir socios adecuados en los mercados financieros tradicionales, los del bloque hegemónico occidental, pero si es posible conseguirlos en las potencias emergentes del bloque de la coexistencia pacífica, con China y Rusia a la cabeza.

Para que el pueblo rural pueda esperar todo el tiempo requerido para implementar la RRI es necesario solucionar sus 2 fuentes de trabajo y recursos ilegales: los cultivos ilícitos y la minería informal. A los nacionales y sus socios dedicados a la minería informal tradicional y a la mecanizada ilegal, deben concederse licencias transitorias ágiles para que inicien su normalización, promoviendo la sostenibilidad. Sería necesario la declaratoria de toda clase de emergencias, que las hay, para legislar por decreto. Así se podría empezar la reparación del medio ambiente para lograr la sostenibilidad. El gobierno debe comprar las drogas, guardarlas como reservas en las bóvedas del banco central, lo que permitiría emitir dinero para pagarlas, y exigirle a los países consumidores que la compren, ya sea para controlar sus distribución y consumo o para destruirlas, necesitamos hacerlo por un tiempo prudencial mientras echamos a andar sustituciones viables en el marco de una RRI bien diseñada y financiada. Se podría así mantener la cadena nacional de cultivo, procesos pos-cosecha y distribución interna, hasta la compra por parte del gobierno para que se la revenda a los gobiernos de países consumidores y a otros solidarios.

Con buena voluntad, ideas innovadoras y participación masiva de los ciudadanos, rurales y urbanos, será posible terminar realmente con la “horrible noche”.

martes, 11 de julio de 2017

Plan progresista para la reforma rural integral (en debate)

PLAN ESTRATÉGICO PARA LA REFORMA RURAL INTEGRAL DE COLOMBIA DENTRO DE UN MODELO DE DESARROLLO PROGRESISTA


Visión


En 20 años el campo colombiano va a tener intactas las selvas actuales incrementadas en 8 millones de hectáreas de reforestación nativa para corregir la deforestación de cuencas, micro-cuencas y demás fuentes de agua. Sin embargo la producción agropecuaria se incrementará 10 veces (ver Nota 1), lo que permitirá tener seguridad y soberanía alimentaria y de materias primas agropecuarias, y exportar el equivalente a 9 veces el consumo nacional. La producción estará a cargo de familias campesinas organizadas en territorios étnicos (TE), zonas de reserva Campesina (ZRC) y zonas campesinas de producción de alimentos (ZCPA), de economía social y solidaria basada en el empoderamiento de las comunidades y el despliegue de su poder constituyente, junto a grandes empresas de capital nacional y extranjero, en competencia y emulación controlada por el estado. Los recursos minero-energéticos serán explotados por empresas mixtas de mayoría accionaria pública y tendrán aprobación previa y veeduría permanente de las comunidades que pudieran verse afectadas. La economía rural y complementaria debe ser circular para garantizar su sostenibilidad, procurando aumentar la resiliencia y adaptarse al cambio climático, buscando procesar al máximo posible para aumentar el valor agregado nacional. El uso de los recursos naturales debe proveer ingresos que permitan satisfacer plenamente los derechos humanos, de los demás seres vivos y de la madre tierra, y permitir establecer reservas crecientes.



Misión


El movimiento Progresistas asumirá el liderazgo para la planificación de la nueva economía y la creación de un frente amplio de fuerzas políticas y sociales que se identifiquen con la Visión expuesta, ajustada según aportes consensuados, con el fin de tener el control del Estado a nivel nacional, local y regional que permita reformarlo para que pueda hacer realidad nuestra visión. Debemos lograr ganar las elecciones al Congreso y a la Presidencia de los años 2018, 2022, 2026, 2030, 2034 y la mayoría de las elecciones locales y regionales. El congreso inicialmente hará las cambios constitucionales que requiere la implementación de las reformas y, cuando se logre estabilidad, se convocará a una Asamblea Constituyente y a otra legislativa para  simplificar y dar la mayor claridad a la constitución, las leyes, los reglamentos y demás normas a fin de  facilitar la eficiencia y la eficacia de la gestión pública.


Objetivos


En general debemos reformar a fondo el Estado Colombiano para cambiar el fracasado modelo de desarrollo neoliberal, donde solo un puñado de grandes empresarios nacionales prosperaron significativamente y transnacionales depredadoras transfirieron muchos mas recursos del País a sus arcas de lo justificable, a un modelo progresista que, reconociendo la importancia del aporte de la iniciativa privada, nacional e internacional, proteja a la Nación y a los pequeños y medianos productores de la voracidad de los que acostumbran financiar a los políticos para cobrarse luego con privilegios abusivos. Los ingresos por el uso de los recursos naturales y los impuestos a las rentas, al patrimonio y demás serán invertidos para incentivar el progreso de todas las familias y las empresas productivas y en la satisfacción plena de los derechos de los colombianos. Especial protección tendrá la economía social que incluye a las empresas públicas y comunitarias, sin descuidar que sean efectivas, para que tengan un protagonismo creciente en la satisfacción de los derechos.



1. Consolidación de la paz.


Involucrar a los actores que continúan armados en los diálogos de paz. Se ofrecerá a los grupos insurgentes, adelanten o no diálogos de paz, la posibilidad de pactar una tregua con el gobierno, mientras se adelanten diálogos de paz, utilizando para ello parte de los acuerdos Gobierno-Farc, como los protocolos de alto al fuego y la jurisdicción especial para la paz, con el criterio de generar a sus integrantes y a sus bases nuevos proyectos de vida que sean dignos y contribuyan al progreso nacional. Igual oportunidad debe brindarse a los grupos armados de derecha auto proclamados contra-insurgentes o dedicados a la defensa de las economías ilegales como la apropiación indebida de territorios, el narcotráfico y la minería ilegal. Todos los colombianos deben tener la oportunidad de acogerse a la paz.
Para lograr el objetivo se utilizarán las siguientes estrategias:


1.1. Difusión de la voluntad de una paz completa, invitando a los actores armados restantes a acogerse a una tregua y a adelantar diálogos para su reintegración a la sociedad en términos justos y dignos tanto para ellos como para las comunidades y demás personas afectadas. Un grupo de expertos asesorará al gobierno en cuanto a las condiciones verificables de la tregua, con base en los protocolos de alto al fuego de los acuerdos Gobierno-Farc, y sobre el procedimiento para acogerse a la jurisdicción especial para la paz, reformando lo que sea necesario. Todos los medios de comunicación deberán ceder espacios para que esta difusión y los avances que se vayan logrando sean conocidos de forma clara y oportuna por el Pueblo colombiano y especialmente por los directos interesados.


1.2. Instalar y poner en funcionamiento las mesas de diálogos de paz con los grupos armados que hayan aceptado y entren en tregua. Las comunidades y demás personas afectadas deben contar con voceros participando en los diálogos y canales de comunicación efectivos para que las comunidades de base puedan debatir, aprobar o rechazar. Los Alcaldes y Gobernadores estarán enterados de los avances y podrán hacer sugerencias o reparos a fin de  comprometerse a apoyar la implementación de lo acordado. El gobierno nacional coordinará, aprobará y dispondrá lo necesario para la implementación.


1.3. Implementar lo acordado.


1.4. Aplicar de forma implacable y expedita y con todas las garantías del derecho humanitario la ley y la justicia a los grupos armados que no se acojan a la tregua.



2. Reforma a las relaciones internacionales y el comercio exterior.


Articular los Ministerios y demás entidades dedicados a las relaciones o a promover el comercio exterior para estudiar permanentemente el mercado mundial, con la participación remunerada de los voceros de las comunidades interesadas, con el fin de encontrar los mejores socios para desarrollar la potencialidad de la producción mediante el uso de nuestros recursos naturales y nuestra capacidad de trabajo. Inicialmente necesitamos recursos financieros y tecnológicos de inversionistas que a su vez estén interesados en adquirir la producción que se logre, mediante convenios de gran volumen y suficiente tiempo que le permita al País solucionar la infraestructura de producción y movilidad que se requiera. Debemos priorizar a las potencias emergentes y a las antiguas potencias que quieren cambiar relaciones comerciales hegemónicas por comercio justo entre los pueblos y que hayan logrado acumular capital financiero y capacidad de consumo de los productos que pudiéramos producir. Se debe mejorar la atención de los colombianos que viajen o estén en el exterior, facilitándoles su identificación y certificación internacional, velando por sus derechos y su posible retorno, así como colaborar de manera ágil y oportuna a los empresarios privados y sociales que deban interactuar con otros países.
Estrategias:


2.1. Integrar los ministerios de relaciones exteriores y de Comercio exterior para que asuman prioritariamente su función de mercadeo y ventas de la producción actual y potencial del País.


2.2. Vincular temporalmente de forma remunerada a expertos nombrados por las comunidades de productores como voceros en los equipos de trabajo que se conformen con los funcionarios de carrera de los ministerios integrados. Los productores a través de sus voceros participarán activamente en el estudio del mercado mundial de los productos que se elaboran en el País o que tenga potencial de elaborar y en la formulación, acuerdo e implementación de convenios de comercio con otros países o grupos de países.


2.3. Invitar a los gobiernos de otros países y funcionarios de grupos de países a vincularse al estudio de oportunidades de comercio con nuestro País para que se integren con nuestros equipos en busca de convenios favorables a las diferentes partes. (ver Nota 2)


2.4. Revisar los convenios vigentes que entren en contradicción con las nuevas políticas de comercio justo entre los pueblos.



3. Reforma agropecuaria y minero-energética.


Los ministerios y demás entidades relacionadas (agricultura y desarrollo rural, Minas y Energía, Medio Ambiente, etc.) deben articularse para el manejo de los recursos naturales, sirviendo directamente a las comunidades y a los empresarios nacionales y extranjeros interesados, ya sea por que poseen tierras que no cumplen con su función social o ambiental, o por que quieran emprender explotaciones agropecuarias o minero-energéticas. Estos servicios deben descentralizarse, a medida que se genere la necesidad, mediante Centros de atención integrados cercanos a los usuarios. La infraestructura para la movilidad que requieran los nuevos proyectos se buscará con alianzas público privadas o público públicas (APP), pagadera posteriormente por los usuarios y por subsidios públicos, preferiblemente a empresas de los países con los que se acuerden convenios productivos importantes, privilegiando el uso del modo férreo y de las energías renovables.
Estrategias:


3.1. Divulgar por todos los medios de comunicación la voluntad del Estado colombiano de distribuir los suelos desmontados, especialmente los dedicados a la ganadería extensiva, para que tanto Campesinos, incluidos los pertenecientes a grupos étnicos reconocidos, como los Empresarios puedan producir en paz y seguridad superando el estancamiento que la guerra ocasionó, invitando para que de buena fe se reúnan y acuerden con el Gobierno una distribución justa y adecuada de los suelos para potenciar la producción de una forma sostenible social y ambientalmente. Los poseedores de tierras que logren esta conciliación pacífica podrán disfrutar de los beneficios de la JEP por el camino de la conciliación.


3.2. Organizar a las comunidades rurales y a los Terratenientes para repartir los suelos desmontados y evolucionar a Campesinos y Empresarios tecnificados y agroecológicos. (Ver Nota 3)


3.3. Negociar con inversionistas y productores internacionales grandes convenios para asegurar mercados, conseguir financiación y tecnología tanto para la producción como para la movilidad, según la estrategia correspondiente en la reforma a las relaciones y al comercio internacional.


3.4. Denunciar y sancionar a los poseedores ilegales o ilegítimos de tierra que no quieren concertar su adecuada puesta en producción para lo cual el Gobierno declarará como explotación indebida a la ganadería extensiva y la mecanización que contamine en forma acumulativa.


3.5. Denunciar y sancionar a las empresas transnacionales que con sus negocios causen perjuicios sociales y ambientales al País.



4. Reforma a la Integración Social.


Las comunidades organizadas deben ser reconocidas en su capacidad constituyente para poder ir adquiriendo autonomía a medida que logren avances en su articulación social. Además de los Territorios étnicos y campesinos rurales, se podrán organizar comunidades en las zonas urbanas, para su integración en los procesos complementarios de la producción agropecuaria y minero-energética, incluida la distribución, o para mejorar los servicios públicos y sociales en sus territorios de residencia. Las comunidades organizadas deben poder participar en la planificación de proyectos de servicios e industriales, y de distribución, mercadeo y venta, para eventualmente conformar empresas comunitarias o mixtas asociados a empresarios nacionales o extranjeros.
Estrategias:


4.1. Difundir por todos los medios de comunicación la voluntad del gobierno para fortalecer a las organizaciones comunitarias en consideración al poder constituyente que reside en el Pueblo y que debe poder ser utilizado por las comunidades organizadas cuando requieran hacer valer sus derechos.


4.2. Las comunidades que decidan trabajar en la producción agropecuaria y complementaria se organizarán para participar en las mesas de conciliación con los poseedores de tierras y en las de planificación e implementación de los proyectos productivos. Estarán incluidos los peticionarios de grupos étnicos, de Víctimas del conflicto, Campesinos sin tierra o con tierra insuficiente y los demás compatriotas que busquen un proyecto de vida en el campo.

4.3. Los funcionarios que el Gobierno designe de las diferentes entidades requeridas formarán equipo con los demás miembros de las mesas de conciliación, planificación e implementación, de acuerdo a los requerimientos de coordinación y de asistencia técnica.


Notas

1
Aumentar 10 veces el volumen actual de la producción agropecuaria y complementaria pareciera a todas luces descabellado y sin embargo es muy probable si se solucionan 2 graves inconvenientes: 1. la posesión de la tierra desmontada, esa si descabellada en Colombia con uno de los 5 índices de desigualdad mas altos del mundo y de lejos el mayor de América, y 2. la tecnología productiva actual que es muy ineficiente, con honrosas excepciones, tanto la campesina, que en su mayoría es artesanal y minifundista, como la empresarial con una ganadería extensiva, que en vez de crecer ha disminuido el hato, contaminando en forma acumulativa suelos aguas y aire, y la producción mecanizada agro-tóxica rezagos de la fracasada revolución verde
La ganadería extensiva debe prohibirse por los graves daños sociales y ambientales que ha ocasionado y sigue ocasionando, donde pudieran trabajar 100 familias solo genera trabajo para el encargado, su familia y unos 4 vaqueros. Según el último censo agropecuario son 39,5 millones de hectáreas en pastos que sostienen 24 millones de reses. Esos suelos pueden recuperarse reforestando las fuentes de aguas, des-compactando el suelo y abonándolo. No hay suelos en Colombia difíciles de dotar con distritos de riego, porque nuestras cordilleras y sierras son fabricas de agua renovables que con un manejo adecuado se pueden descontaminar y distribuir a todos los suelos desmontados. Las 24 millones de reses se pueden semi-estabular, cosechando además su alimento balanceado, en 4 millones de hectáreas pudiendo en esos terrenos llegar a aumentar  el hato mas del doble y con mucha mejor calidad de animales. Los 35 millones restantes mas los 7 millones de hectáreas que hoy se usan deficientemente en agricultura pueden llegar a producir alimentos y materias primas agropecuarias para 10 veces la población colombiana porque en 4 millones de hectáreas con una mediana tecnificación se puede producir alimentos para 50 millones de personas.
La idea de que tenemos que educar a todos los campesinos para poder planificar una producción tecnificada es errada porque contamos con expertos nacionales y podemos utilizar buenas tecnologías de otros países para diseñar paquetes tecnológicos apropiados para nuestras condiciones climáticas, de acuerdo a las posibilidades del mercado mundial. Nuestros campesinos están acostumbrados al arduo trabajo de mano de obra, desplazados del campo son los mejores obreros de la construcción. Han logrado en su mayoría superar la educación primaria luego están preparados para ser capacitados como técnicos laborales en corto plazo. Dado que primero debe hacerse la infraestructura de hábitat y construcción, simultáneamente pueden trabajar como mano de obra no calificada y capacitarse en las técnicas que se van a implementar para la producción agropecuaria, luego paulatinamente los jóvenes pueden volverse bachilleres, técnicos profesionales, tecnólogos, licenciados o ingenieros, maestros y doctores, estudiando en la Universidad Nacional abierta y a distancia (UNAD) ya que en sus sitios de trabajo pueden hacer la práctica y los experimentos complementarios.

2
Por ejemplo, China cuenta con enormes recursos financieros producto de mas de 30 años de crecimiento de 2 cifras y continúa creciendo a mas del 6% anual, además está empeñada en la protección y tecnificación de la producción familiar campesina habiendo adelantado a los demás países en la producción de pequeñas maquinarias para ese propósito. China cuenta con las mayores empresas del mundo en construcción de infraestructura de movilidad férrea, marítima y de energías limpias, tiene una gran capacidad de producir acero a precios muy competitivos. Guardadas proporciones Rusia, La India, Irán y Bielorusia, entre otros países, podrían también estar interesados como China en cambiar productos de su capacidad financiera y tecnológica por alimentos y materias primas agropecuarias ya que sus poblaciones tienden a urbanizarse, trabajar en el desarrollo de alta tecnología y aumentar el poder adquisitivo de sus trabajadores, lo que les permitiría comprar productos de alta calidad y en lo posible listos para consumir.

3
Ver: Presentación de la propuesta para hacer la reforma agroindusltrial para una Colombia mas humana

martes, 14 de marzo de 2017

El Frente Democrático para las elecciones del 2018


La paz no se ha logrado construir y lo alcanzado está en grave peligro a cuenta de por lo menos 2 grandes enemigos: Las fuerzas económicas y políticas que insisten en lograr la rendición de la Insurgencia para poder legalizar y feriar el despojo al que han sometido al Pueblo desde 1946, sin olvidar que Colombia siempre ha sido un país de Señores de la guerra, y la miopía del gobierno al negarse a una tregua general incluyendo al ELN, al EPL y a los paramilitares, por ceñirse al libreto estudiado en Harvard que si ha funcionado hasta ahora se debe mas a la buena voluntad de las Farc que a la del Gobierno, porque mientras el Pueblo rural y sus amigos urbanos tengan latente la amenaza a sus vidas y su hogar no podrán incluirse en el proceso con el derecho que les corresponde.
El acuerdo de Paz Gobierno-Farc es sin duda un gran avance, retórico por ahora, porque para implementarlo es necesario la tranquilidad que estamos lejos de lograr. Pero la anhelada Paz con justicia social requiere ir mucho mas allá.
Antes de plantear la mecánica de unidad, de las fuerzas alternativas para lograr un Frente Democrático, es necesario definir un programa mínimo que resuelva la sin salida en que nos encontramos. Los Progresistas proponen que la salud, la educación, la justicia y el poder constituyente deben ser derechos reales y permanentes del Pueblo, alejados del ánimo de lucro y de los intereses dominantes. Los precandidatos Jorge Robledo, Claudia Lopez, Antonio Navarro y Sergio Fajardo exigen transparencia y honestidad sin sombra de dudas a los aspirantes. La Cumbre agraria no acepta lo acordado sino como un principio para construir la Reforma agraria Integral y exige llegar a definir e instituir los territorios de los indígenas, de los negros y de los demás campesinos, reconociendo lo reclamado como nuevos resguardos, territorios colectivos y zonas de reserva campesina, y constituyendo los territorios campesinos de producción de alimentos para el consumo nacional y la exportación, con la infraestructura, la financiación y la tecnificación adecuadas. La tregua o cese al fuego general es una aspiración común de todo el Pueblo, se pueden usar los protocolos acordados con las Farc, adaptados a cada caso, aplazando la dejación de armas hasta cuando se llegue a un nuevo acuerdo.
En el mundo actual tenemos países amigos suficientemente poderosos para que sean nuestros socios estratégicos como cooperantes, aliados productivos, proveedores y consumidores.
Debemos lograr dar satisfacción a tan justos reclamos y perfeccionarlos en un debate amplio que incluya a todas las fuerzas que se quieran sumar.
Gustavo Petro y Ernesto Samper proponen utilizar las elecciones al Congreso de marzo de 2018 para que los partidos, movimientos y grupos significativos de ciudadano (GSC), interesados en conformar un frente político democrático, seleccionen su candidato presidencial. El mecanismo sería que los precandidatos presidenciales encabecen las listas al Senado por su respectivo Partido o Movimiento, habilitado a dar avales, o por un GSC. Los partidos liberal, polo democrático alternativo, alianza verde, Unión Patriótica, el movimiemto Fuerza Ciudadana y el que surja de las Farc, darían avales probablemente a Humberto de La Calle, Jorge Robledo o Iván Cepeda, Claudia López o Antonio Navarro, Aída Avella, Carlos Caicedo y tal vez a Pastor Alape. Por GSCs irían: Gustavo Petro, Sergio Fajardo y Piedad Córdoba.
Por el partido de la U los senadores Armando Benedetti y Roy Barreras han apoyado abierta y vehementemente los acuerdos de paz y han manifestado su interés por participar en un frente que garantice la implementación pero, con el partido liberal, han recibido señalamientos de presunta corrupción y de haber apoyado las políticas neoliberales de los gobiernos de Uribe y Santos, para no hurgar mas atrás. Entendiendo el neoliberalismo como la renuncia del presidente, los congresistas y los demás magistrados a ejercer la soberanía delegada preferentemente a favor del pueblo, anteponiendo los intereses del gobierno de fondo o en la sombra conformado por las grandes transnacionales hegemonistas y sus aliados nacionales, con la corrupción inevitablemente derivada. Todos los integrantes del frente deberían denunciar el neoliberalismo y probar su honestidad. Si participara al partido de la U probablemente Roy Barreras o Armando Benedetti encabezarían la lista al Senado por ese Partido.
El precandidato que obtenga el mayor número de votos al Senado sería el candidato presidencial del Frente Democrático.
Para la Cámara se deberían hacer alianzas en cada departamento y Bogotá DC para ojalá unir a todos los partidos, movimientos y GSCs del frente en listas únicas a fin de aumentar la capacidad de competir con éxito frente a los políticos profesionales, muchos inhabilitados, y sus familiares, que con sus prácticas intimidatorias y de compra de votos logran enajenar la voluntad popular. Se podrían seleccionar las listas de candidatos para cada circunscripción con base en encuestas entre los postulados. Las universidades podrían hacerlas, dentro de sus funciones de investigación, con pocos requerimientos financieros. Por ejemplo el Profesor-investigador de la facultad de ciencias políticas de la Universidad Nacional de Bogotá Carlos Medina Gallego ha organizado encuestas en varias elecciones.
Cada partido o GSC decidiría como completar su lista al senado pero deberían incluir sindicalistas, líderes de los movimientos sociales urbanos y rurales, víctimas del conflicto y líderes del sector educación, ciencia y cultura, es preferible empoderar líderes sociales probados y competentes en vez de dar continuidad a políticos profesionales o a sus familiares. Podría organizarse una gran encuesta nacional que defina el orden de la lista de cada partido o GSC, todos el mismo día para evitar que alguien vote por mas de una lista.
Las encuestas debieran ser masivas, por internet, consultando las bases de datos de la Registraduría nacional del estado civil para controlar que ciudadanos están habilitados por circunscripción. Las Universidades podrían adaptar una app de encuestas de software abierto, ojalá con capacidad de confrontar huellas captadas en lectores específicos, en pantallas táctiles o en cámaras fotográficas en linea.
Tenemos la oportunidad histórica de cambiar el rumbo de Colombia, ¡Podemos hacerlo!

sábado, 12 de noviembre de 2016

Garretón disfraza a la socialdemocracia de progresismo, Petro duda.

El libro de Garretón (2012) sobre progresismo es otro ladrillo basado en una gran pirámide de referencias teóricas complementado con redacción de gran estilo. Sus  aproximaciones a la realidad, auto-reconocidas, son por medio de encuestas. Con tanto que tuvo que leer, cómo le va a quedar tiempo de vivir aunque sea un poco las realidades que pretende explicar?

Afirma que los gobiernos socialdemócratas de Brasil (Lula y Dilma), Argentina (Nestor y Cristina), Uruguay (Tabare 1), Panamá (Martín Torrijos) y Chile (Bachelet 1) son progresistas “moderados”, todos menos Uruguay fueron derrotados por la derecha neoliberal, Chile (Bachelet 2) reanima a la socialdemocracia pero duda entre entrar al progresismo o seguir administrando el neoliberalismo. Creo excepcional lo de Uruguay que con Pepe Mojica avanzó mucho en humanidad. En cambio a los países que han logrado adelantar revoluciones progresistas los tilda de populistas de izquierda con líderes autoritarios, casos Venezuela, Bolivia, y el sorprendente Ecuador que casi ni le merece una mención. Tampoco se digna reconocer que las revoluciones cubana, nicaragüence y salvadoreña han evolucionado al progresismo como nueva vía pacífica al socialismo.

La manía de desconocer que los procesos políticos tienen momentos revolucionarios y continúan evolucionando o retrocediendo hasta llegar a otro salto cualitativo, parece ser la forma de sentirse pos marxista, de “congelar” la dinámica histórica, ¿de superar las ideologías?

Afirma Petro que Venezuela naufraga en un mar de corrupción y de culto a la personalidad, pero allí los corruptos una vez descubiertos sufren duras sanciones.

El Pueblo venezolano goza de un servicio de salud de buena calidad, de cobertura total y gratuita, educación para todo el que quiera estudiar también gratuita con alimentación, textos, y si es necesario subsidio para los demás gastos de subsistencia, ya van en 1.200,000 las entregas de viviendas dotadas, con un promedio de 70 m2 interiores cada una para cumplir dignamente con ese derecho fundamental. Alguien ha visto, en alguno de los videos que pasan en los medios plutocráticos, a algún venezolano flaco? La FAO declaró que están al borde de conseguir su soberanía alimentaria; se ha desarrollado la cadena del petroleo, del hierro, del aluminio, de piedras y metales preciosos, aguas arriba y aguas abajo. En convenios con China, Bielorrusia e Irán se han creado fábricas de maquinaria, vehículos, computadores, celulares, agroindustria, etc.. Producen los tubos de acero de sus poliductos, las torres, las bombas y los taladros.

Pero lo mas importante es que la gran mayoría del pueblo participa en colectivos de poder popular directo que, aunque se perdió el referendo que los constitucionalizaba, se han venido aprobando para que vigilan al poder constituido y ejecuten parte creciente de la gestión pública. Han creado ciudades gestionadas directamente por el poder popular como Ciudad Caribia. China, Rusia y muchos otros países reconocen el liderazgo de Venezuela en la lucha contra el imperialismo y por la construcción de un mundo multipolar.

Mientras haya demanda debemos vender nuestro petroleo y los otros excedentes de la producción primaria que no procesemos, sin dejarnos robar por el capital especulativo, o por lo menos extraer para no comprar, mientras invertimos en el desarrollo de energías limpias. El pago de la deuda social requiere ingentes recursos.

A los venezolanos los afectó tremendamente la caída de los precios del petróleo, ¿astutamente inducida por los gringos? Y, como revolución inédita que es tiene muchos retos por resolver pero no creo que logren destruirla porque por lo menos la mitad de la población venezolana es heroica (bolivariana) y tienen un firme respaldo de los países que están logrando frenar la depredación de los halcones gringos.

Otra crítica a mi estimado Petro es que subestima la capacidad de la subversión, ¿tal vez porque el M19 no tuvo una ideología clara? Ellos y la resistencia civil del pueblo rural están preparados mejor que nosotros para aportar a una revolución progresista, tuve oportunidad en el Guaviare de analizarlos de cerca por 13 años, todos luchaban y estudiaban, ayudando a organizar a los campesinos, quienes en su mayoría los identificaban como sus muchachos. Algunas veces algunos elementos eran arbitrarios pero si los pillaban la justicia era implacable y expedita.

El Acuerdo de la Habana puede resolver en gran medida la problemática rural y lograría destrabar el estatuto de la oposición y crear el tribunal electoral, entre otras conquistas, para lograr avanzar en la democratización facilitando el acceso al poder central de las fuerzas populares.

Señores progresistas urbanos, la resistencia rural, civil y armada, esta preparada para luchar de forma pacífica por una revolución progresista trabajando codo a codo con ustedes, hemos logrado avances en la creación de poder popular permanente tanto en las comunidades étnicas como en la zonas de reserva campesina, no así en las demás zonas rurales, si se lograra replicar esto en las zonas urbanas podríamos tener la democratización y el poder constituyente regional y nacional que tanto anhela Petro, creando niveles superiores a los colectivos de base por medio de voceros.

martes, 1 de noviembre de 2016

PROPUESTA PARA CREAR PODER POPULAR CONSTITUYENTE


El poder constituyente es la capacidad del Pueblo para consensuar las principales reglas de juego de su sociedad. Una Asamblea Nacional Constituyente conformada por delegados va a producir una constitución que dependerá del pacto entre los delegados y sus electores. El resultado probablemente será malo si los electores desconozcan lo que quieren y a quienes delegan, o si los delegados representan a poderes económicos o políticos preestablecidos, o si improvisan así sea de buena fe. Antes de elegir delegados el Pueblo deben tener la posibilidad de capacitarse, debatir propuestas de reforma, elaboradas por académicos y otros expertos, y organizarse. Los delegados deben ser designados por un pueblo consiente y organizado para ser voceros de las opciones de reforma escogidas por sus electores las cuales deberán ser debatidas y consensuadas por la Asamblea hasta redactar un proyecto de constitución que finalmente debe ser aprobado por el Pueblo. Las reformas constitucionales posteriores, de cualquier origen, también deben ser aprobadas por referendo.

Para lograr aproximarse a este ideal hay que empezar por las bases, unas 200 personas máximo deben conformar cada colectivo básico que, o compartan un territorio o el trabajo u otro importante interés común. De las 200 deben asistir mínimo la mitad mas 1 de los mayores de 15 años a la Asamblea de constitución y luego habrá quórum con mínimo la mitad mas 1 de los iniciales y decisión con mínimo la mitad mas 1 de los asistentes. Cada colectivo de base recibe diferentes opciones constitucionales de su interés elaboradas por expertos, las estudia, las debate y escoge. Luego nombra 2 voceros, los mas competentes y comprometidos, para que se unan con similares y cercanos para que hagan lo propio, hasta crear 4 niveles así: 200*60*60*60 (=43'200.000 habitantes) donde 200 son las personas de la base y cada uno de los 60 son los colectivos asociados, con 2 voceros cada uno. El nivel mas alto corresponderá a los 120 delegados a la Asamblea Nacional Constituyente y deben ser ratificados por una Consulta Popular Nacional. Por supuesto cada delegado debe provenir de un colectivo de base y debe haber sido elegido vocero en cada uno de los 3 niveles restantes.

Así que se requerirán 60*60*60=216.000 grupos de promotores, que pueden ser estudiantes de grados 9, 10 y 11 y de educación terciaria o superior, quienes actuarán desde las cuadras de los barrios, las veredas, los caseríos de los resguardos y demás territorios colectivos, convocando a las comunidades a conformar sus Juntas de Poder Popular(JPP) con el apoyo de los Docentes, los medios de comunicación alternativos y de los movimientos y sociales. La primera tarea de estas JPPs será su participación en el debate constituyente que concluye definiendo las reformas preferidas y nombrando sus voceros al siguiente nivel, pero como una de las principales reformas será la creación del poder popular permanente su actuación será indefinida, controlando los poderes que se constituyan y para ejecutar una parte creciente de la gestión publica. Los voceros pueden renunciar o ser reemplazados por los colectivos que los nombraron y, a excepción del tiempo necesario para crear la nueva constitución, los voceros no dedicarán mas del 10% de su tiempo laboral, debiendo continuar con sus ocupaciones habituales.

Las sociedades humanas van desde unos cuantos individuos que forman familias nucleares y ampliadas, comunidades, barrios, comunas, municipios, departamento, provincias y estados, naciones, regiones, etc., hasta la ONU; por principio cada nivel debe acoger las normas aceptadas por el nivel superior, por ejemplo los países deben respetar los tratados sobre DDHH y DIH a los que hayan adherido. Pero los ámbitos no solo son territoriales porque la producción con sus modos, sus medios, sus dueños y trabajadores genera comunidades para satisfacer las necesidades de las demás comunidades. Otro ámbito es el de la educación, la investigación y la difusión o expansión de la ciencia, la tecnología y la cultura. Puede pensarse en un ámbito adicional para agrupar a los que no se acomoden en los otros. Todos además interactúan entre sí y requieren de una armonía que actualmente deben brindar los Estados nacionales pero que puede ir traspasándose a las comunidades organizadas. Cada Persona debe decidir en que colectivo de base va a actuar, solo en uno, pero por supuesto puede asistir a otros, con voz si es invitado.

Las revoluciones progresistas de nuestra América, unas rompiendo claramente con el neoliberalismo (Venezuela, Bolivia, Ecuador), otras superando el leninismo (Nicaragua y Cuba) han creado 2 ámbitos territoriales conviviendo, uno del poder constituido y otro del poder popular directo, los territorios pueden ser iguales pero el poder popular directo puede modificarlos porque puede ser constituyente cuando lo considere necesario, por ejemplo es posible que comunidades de municipios vecinos decidan asociarse por intereses comunes. La tendencia es que el poder constituido vaya traspasando funciones al poder popular directo a medida que este tenga la capacidad y decida hacerlo. El poder constituido necesita de partidos políticos que formen cuadros e intermedien entre el Pueblo y la burocracia permanente que atienda las diferentes ramas del poder público. El poder popular directo, con el principio de que las cosas es mejor solucionarlas en el nivel mas cercano a los directamente afectados, revisa y audita cómo resuelve los problemas el poder constituido para que, a medida que se tenga la capacidad, se decida a resolverlos directamente, evitando burocracia y decisiones redundantes. Se creara una espiral innovadora gracias a la inmediatez de la comunicación actual y a las relaciones afectuosas de comunidades con necesidades similares.

En su compilación sobre el “Sistema político yugoeslavo” Marta Harnecker muestra unos cuadros sobre la integración de las asambleas comunales yugoeslavas y otros sobre su interpretación de las propuestas de poder popular permanente para Venezuela. Este poder ya ha creado ciudades comunales totalmente nuevas como Ciudad Caribia, en terrenos muy quebrados, con base en inmensas terrazas excavadas para edificar conjuntos residenciales con todos los servicios sociales y polos de desarrollo endógeno campesino, artesanal e industrial. Ciudad Caribia está ubicada equidistante entre el sector “Catia” (Parroquia Sucre) de Caracas y la población de Catia la Mar; las viviendas, de un promedio de 70 M2 cada una, fueron adjudicadas a pobladores de zonas de alto riesgo de los barrios informales al oeste de Caracas.

En Colombia debemos crear el poder popular directo. Tenemos ejemplos de como lo hacen las comunidades étnicas con reconocimiento constitucional, aplicable a las nuevas zonas de reserva campesina y las posibles zonas campesinas de producción de alimentos. Es muy interesante observar que las comunidades tribales están mejor orientadas hacia la autogestión progresista que las capitalistas.

Países precursores fueron la Yugoslavia de Tito y Libia con el liderazgo de Mohammer Gadafi que lograron avanzar bastante en la construcción de un socialismo con base en la autogestión el uno y tribal el otro, antes que a los 2 países fueran destruidos por la OTAN, brazo armado de la plutocracia mundial. Ahora tratan de destruir las revoluciones progresistas de nuestra América pero se han estrellado con el heroísmo de sus pueblos y con el ascenso de China y Rusia que las respaldan en aras de la coexistencia pacífica. Chávez tenia razón en cuanto a que estamos viviendo un cambio de época, o logramos la paz mundial o se acaba la vida en la tierra.

Mas sobre el debate para la creación del poder popular en Venezuela en mi libro “Guía para la planificación de la misión Villanueva”, Villanueva fue un arquitecto venezolano tan importante como Salmona para los colombianos, actualmente se llama Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), ha entregado mas de un millón de viviendas dotadas de muebles y electro-gaso-domésticos, en muchos casos con producción cercana y en todos con servicios sociales. Millones de colombianos, muchos nacionalizados venezolanos, participan activamente.

lunes, 10 de octubre de 2016

RESPETAR LA JURISDICCIÓN ESPECIAL PARA LA PAZ


El abogado español Enrique Santiago tiene mucha razón al afirmar que la exclusión de los presidentes de la república de la Jurisdicción Especial para la Paz es perniciosa y antidemocrática, sobretodo porque tienen mucho que aclararle al país, por ejemplo: Juan Manuel Santos se indignó con los llamados “falsos positivos” y se empeñó en erradicar ese crimen de lesa humanidad, pero, nos debe aclarar quien lo ordenó o indujo y quienes desde arriba implementaron esa política; otras cosas debe explicar como la muerte de Alfonso Cano enfermo e inerme en lo que pareció ser un crimen de guerra. Andrés Pastrana y Alvaro Uribe deben responder ¿por qué en sus gobiernos se generaron la gran mayoría de las víctimas del conflicto? y la relación de esos crímenes con el Plan Colombia. Si se niegan a comparecer ante este tribunal, que ya fue reconocido como válido por la CPI, les recuerdo la condena al General Videla en Argentina, ya no puede existir punto final a violaciones sistemáticas del DIH y de los DDHH y ningún Jefe de Estado puede disfrutar de la impunidad de los “vencedores”.

El beneficio de cosa juzgada y el aporte a la Justicia, a la verdad, a la reparación y a la no repetición serían valiosísimos para la paz de Colombia porque el buen ejemplo, y mucho mas desde los máximos niveles del Estado, cunde. Los altos militares y los señores de la Guerra que financiaron y dirigieron los crímenes contra las víctimas se motivarían para adherirse a la paz, a la oportunidad para pedir y obtener perdón, y contribuir significativamente a la dignificación tanto de las víctimas como de los combatientes que degeneraron para que cometieran materialmente los crímenes.

Los narcotraficantes, las bandas con políticos corruptos y las empresas ilegales de vigilancia y minería también son partes del conflicto porque la principal razón de su delincuencia fue la inexistencia de un Estado que les brindara oportunidades o que les impidiera crear esos emporios empresariales al margen de la ley, porque ese Estado estaba infiltrado por esos delincuentes, no hacía presencia en gran parte del territorio nacional y las autoridades sustitutas lo permitieron y les cobraron impuestos, por eso deben tener la oportunidad de acogerse a la JEP y de modificar y legalizar sus actividades.

Después de iniciado el Frente Nacional resultante del plebiscito de 1957 vino a Colombia el economista Lauchen Currie quien diagnostico que para poder modernizar la producción agropecuaria era necesario convertir a los Campesinos en jornaleros, como los cosecheros de la revolución verde y el café. ¡Se atrevió a recomendar el etnocidio de la cultura madre de la humanidad! Dicho y hecho, los gobiernos decidieron atacar militarmente a los Campesinos que se resistieron por lo que algunos crearon las guerrillas y otros prefirieron ir a hacer fundos en las selvas, como siglos atrás los indígenas rebeldes y los negros cimarrones. Carlos Lleras Restrepo no aceptó ese criminal dictamen, inicio la reforma agraria pero sus sucesores, empezando por Misael Pastrana, la volvieron inoperante, revivieron la aparcería y las autodefensas terratenientes precursoras del para-militarismo.

La cultura campesina ha demostrado en todo el mundo que puede ser tan productiva o mas que las grandes explotaciones mecanizadas en cuanto a cantidad producida por hectárea; potenciada con la agroecología, las asociaciones de productores y las pequeñas máquinas especiales, las familias pueden lograr una vida digna y sin pobreza, con equidad de género y el desarrollo pleno de la niñez y la adolescencia. Una sana competencia entre los 2 modelos: el campesino y el empresarial, es lo mas conveniente, eso sí, recuperando y respetando el equilibrio ambiental para hacerlo sostenible.

Presidente Santos, Usted tiene una gran oportunidad de comprobar su compromiso con las víctimas, con la verdad y con la Justicia, aceptando acogerse a la Jurisdicción Especial para la Paz, dando ejemplo a los expresidentes y a los demás actores determinantes del conflicto interno.

martes, 4 de octubre de 2016

LA DEBILIDAD DE LA IZQUIERDA POCO AYUDA A LA PAZ DE COLOMBIA


La actuación política de las masas ha invadido repetidas veces el ámbito de la conciencia de cada ser humano, inmiscuyéndose en cuestiones de preferencia política, raza, nacionalidad originaria, religión, preferencia sexual, etc. violando los derechos humanos y ocasionando grandes crímenes, hasta genocidios, liderados por sicópatas hiperactivos muy carismáticos elegidos emocionalmente por masas manipuladas. Colombia ha albergado muchos de esos nefastos personajes. Alvaro Uribe Velez, el último de estos, amparado en la impunidad casi total de los delitos contra los DDHH y el DIH, continua liderando la ultra-derecha, controlando una buena parte de los poderes legislativo y judicial, contando con el respaldo de enormes capitales dudosos. Permitir a criminales de lesa humanidad influir masivamente en la opinión pública ha saboteado la democracia y la paz de Colombia. Juan Manuel Santos debiera colaborar con la Corte Penal Internacional para buscar solución a este palo en la rueda que le ha metido Uribe a los acuerdos de paz.

La unidad de la izquierda se logró pero no duró; luego del efímero liderazgo de Carlos Gaviria la izquierda explotó en mil pedazos. Tan frustrante fue esto que los grandes movimientos sociales surgidos de la victoriosa resistencia civil, la que luchó en paralelo con la Insurgencia contra la tiranía oligárquica-mafiosa y terrateniente opresora del Pueblo rural, han frenado su paso a la política electoral por no encontrar una organización estable en la izquierda. Las tendencias progresistas de los partidos tradicionales y sus derivados tampoco encuentran con quien aliarse. Sin embargo las bases se unen espontáneamente cuando encuentran un candidato carismático, como lo hicieron para elegir a Gustavo Petro a la Alcaldía de Bogotá y eventualmente pueden llevarlo a la Presidencia de la república, pero ¿Cómo lograr las mayorías parlamentarias que garanticen la gobernabilidad? Difícil convocar a una asamblea constituyente, para poder aprobar las demás reformas que se requieren a fin de superar la grave desigualdad social, sin esas mayorías.

La división de la izquierda no ha sido espontánea, obedece a una muy bien lograda campaña publicitaria de la plutocracia mundial que aprovechó la debacle de la Unión Soviética para proclamar el fin de la Historia y de las ideologías, la mayoría de los izquierdistas lo creyeron, salvo pequeños grupos que en su mayoría se apegaron a antiguos ideólogos dogmatizando sus ideas. Pareciera que la pereza mental encontró una buena excusa en la “libertad de las ideas”, se dejó de pensar la política racionalmente para ponerse a sentirla; lo llamaron inteligencia emocional.

La ideología base de la actuación política debiera limitarse a 2 ciencias: economía política y gestión empresarial, enmarcadas en la normas consensuadas por la gran mayoría de la humanidad (DDHH, DIH, ISO, etc,). Ideas que definan la economía pública, la forma de administrar las empresas comunes y de controlar las privadas. Estas 2 ciencias y las técnicas derivadas debieran ser los ámbitos y enmarcar los objetivos de las discusiones y los acuerdos políticos: ¡Definir concretamente cómo gobernar! Ir mas allá atenta contra la libertad de los individuos, es deber del Estado la protección de estos derechos, nunca restringirlos ni permitir que se violen.

Los invito a pensar y proponer sobre economía política y sobre gestión empresarial para debatir hasta llegar a acordar cual va a ser la ideología de la izquierda política colombiana que se va a ejercer desde el poder central que estamos próximos a conquistar. Para aportar al debate les presento de nuevo el libro: Una vía progresista al socialismo.

¡Debemos esforzarnos por superar nuestra debilidad ideológica porque de lo contrario vamos a fracasar gobernando!

martes, 23 de agosto de 2016

Presentación de la propuesta para hacer la reforma rural integral cerca de las zonas mas pobladas de Colombia.


La propuesta es un aporte para la mesa Gobierno-Farc con el fin de colaborar en la solución de algunas de las salvedades sobre el punto 1 Reforma rural Integral, y también para buscar viabilidad a los acuerdos del Gobierno con el Movimiento campesino, étnico y popular y al llamado “Pacto Nacional por el Agro y el Desarrollo Rural”.

Proponemos que los potreros de los valles interandinos cerca de los centros mas poblados de Colombia sean dedicados a la reforma rural integral, 50% como zonas de producción campesina de alimentos y 50% como zonas integrales de desarrollo rural empresarial, se corregiría la degradación ambiental creciente aumentando la productividad de estas tierras hasta 20 veces.

Con un grupo de campesinos desplazados refugiados en Bogotá, que recibimos capacitación en Administración de negocios y otras técnicas en una Fundación en convenio con el IPES, estamos impulsando una Asociación campesina, la mayoría de nuestro grupo fueron madres cabeza de familia en el momento del desplazamiento. Aspiramos a integrar familias campesinas de la zona donde se desarrollaría el proyecto modelo de la propuesta. Estamos preparando el informe de la “idea de negocio” para sustentar la propuesta en aspectos sociales, técnicos y económicos. Próximamente lo publicaremos en este blog.

En este blog encontrará una serie de artículos que son de alguna forma base y sustento.

Las diapositivas con la presentación de la propuesta puede descargarlas aquí.

martes, 8 de marzo de 2016

La Insurgencia en vez de desmovilizarse busca potenciar su acción en Paz

La ultra-derecha insiste en desmovilizar la guerrilla en las tales “zonas de concentración”, ¿Será que intentan ganar la guerra paralizando a la Insurgencia para apoderarse de los territorios con sus métodos de terror paramilitar? ¿Debe aceptar el Pueblo rural que se reemplace la presencia de los farianos y los elenos por el “control del Estado”? Ese “control del Estado” hasta ahora ha sido ocupación temporal de las FFAA para permitir a las bandas paramilitares, a veces los mismos militares con otro uniforme, exterminar a los líderes populares y desplazar a sangre y fuego a las comunidades. ¿Por qué Santos, Benedetti y demás “prosperistas” creen que eso va a cambiar de la noche a la mañana? ¿Creen que controlan las fuerzas nefastas?

No las controlan, el poder de las mafias da para lo contrario, o sea controlar buena parte del Estado en las zonas urbanas y continuar el control territorial en las zonas rurales donde la rebeldía ha sido exterminada con el terror. Si en esta negociación de Paz no se involucran a los “Señores de la guerra” esto no va para buen puerto, como decía un vecino del Guaviare: “Hay que hablar con lo patrones porque los encargados solo deciden hasta cierto punto”. Además el Pueblo rural debe poder reorganizar vocerías legítimas para entrar a participar desde la planificación de la implementación de lo acuerdos. ¿Que se gana con la promesa del gobierno de restituir las tierras a los campesinos desplazados cuando en la práctica ha sido incapaz de asegurar las pocas zonas donde se ha intentado? En cambio el Pueblo rebelde, en resistencia civil y armada, sí ha podido mantener liberadas (con sudor, sangre y lágrimas) casi todo el tiempo grandes extensiones. ¿Pretende el Gobierno acual que estas les sean encomendadas para que las proteja luego de haber fracasado con la restitución?

Los guerrilleros, fuera de los pocos que continuarían la negociación e iniciarían la participación en política electoral, deberían continuar en los territorios donde están, allí se haría la verificación internacional acordada y El frente amplio por la paz continuaría con la verificación del cese al fuego. El País debería aceptar la propuesta de los territorios de paz porque Las Farc, en palabras de Rubén Zamora, “... estamos dispuestos a aportar nuestra economía de guerra, capacidad organizativa, de gestión y de administración de recursos orientados hacia el bien común de los combatientes, sus familias, las comunidades y la sociedad en su conjunto.” para “... reconstruir los territorios, fortaleciendo nuestras familias y comunidades, impulsando el sistema productivo y el desarrollo social, fortaleciendo, democratizando y depurando la administración pública, promoviendo una nueva cultura política fundada en la democracia, el pluralismo, la convivencia, la honestidad y la responsabilidad social.

Para implementar los territorios de Paz se podrían usar las ZIDRES, si no las tumba la corte constitucional, porque los cultivos gigantes pueden ser agroecológicos, si no los gestionan empresas que por ánimo de lucro subordinan la parte social y la parte ambiental; porque los socios de las nuevas alianzas productivas es mejor que sean comunitarios; porque las ZIDRES de la Insurgencia con socios internacionales progresistas estarían al servicio de la economía familiar campesina, la agroecología y la soberanía alimentaria local con excedentes para contribuir a la seguridad alimentaria de la humanidad, etc., etc..

Experiencias como la de Córdoba, Argentina, enseñó que las ciudades deben rodearse de cinturones agroecológicos y forestales para evitar la contaminación de los agroquímicos y de la ganadería extensiva. Puede hacerse municipalizando las zonas suburbanas, creando reservas forestales y arrendando suelos a Campesinos organizados con el fin exclusivo de producir alimentos orgánicos para el centro urbano. Además se desmonta la principal causa de nuestro conflicto: la ambición por la tierra. Parte del arriendo de las ZIDRES puede financiar a los municipios para comprar esas tierras.

Si queremos una buena Paz debemos dejar de hablar con el deseo, o con mala fe, e involucrar a todos los actores de este conflicto, con vocerías legítimas; así si tendríamos una gran oportunidad porque estamos hartos de esta guerra tan larga y tan estéril y las tierras desmontadas, sus suelos y subsuelos, son mas que suficientes para que Víctimas y Victimarios podamos construir proyectos de vida felices y productivos. Los mafiosos del latifundio, el narcotráfico, la minería ilegal, el contrabando, la corrupción, etc., acogidos a la jurisdicción especial para la Paz (JEP), sin las exclusiones que pretenden los nuevos sepulcros blanqueados, podrían llegar a ser grandes empresarios: financieros, comerciales, agropecuarios y mineros; y los Campesinos, Indígenas y Afro-descendientes rurales producirían alimentos y materias primas en paz, procurando estar cada vez mejor organizados, tecnificados y respaldados por las grandes empresas comunitarias dirigidas por la Insurgencia. Los centros urbanos aumentarían drásticamente las oportunidades productivas de sus pobladores con los procesos aguas arriba y abajo de las cadenas productivas desatadas en el campo.

Así sí la Política podría ser realmente democrática con participación de todos los sectores en convivencia pacífica.

No olvidar que es el Pueblo rural en su conjunto la principal Víctima de esta guerra.

Aunque Alvaro Uribe Velez y sus lacayos digan que no quieren acogerse a la JEP deberían dejarles opción por si cambian de opinión.