sábado, 12 de noviembre de 2016

Garretón disfraza a la socialdemocracia de progresismo, Petro duda.

El libro de Garretón (2012) sobre progresismo es otro ladrillo basado en una gran pirámide de referencias teóricas complementado con redacción de gran estilo. Sus  aproximaciones a la realidad, auto-reconocidas, son por medio de encuestas. Con tanto que tuvo que leer, cómo le va a quedar tiempo de vivir aunque sea un poco las realidades que pretende explicar?

Afirma que los gobiernos socialdemócratas de Brasil (Lula y Dilma), Argentina (Nestor y Cristina), Uruguay (Tabare 1), Panamá (Martín Torrijos) y Chile (Bachelet 1) son progresistas “moderados”, todos menos Uruguay fueron derrotados por la derecha neoliberal, Chile (Bachelet 2) reanima a la socialdemocracia pero duda entre entrar al progresismo o seguir administrando el neoliberalismo. Creo excepcional lo de Uruguay que con Pepe Mojica avanzó mucho en humanidad. En cambio a los países que han logrado adelantar revoluciones progresistas los tilda de populistas de izquierda con líderes autoritarios, casos Venezuela, Bolivia, y el sorprendente Ecuador que casi ni le merece una mención. Tampoco se digna reconocer que las revoluciones cubana, nicaragüence y salvadoreña han evolucionado al progresismo como nueva vía pacífica al socialismo.

La manía de desconocer que los procesos políticos tienen momentos revolucionarios y continúan evolucionando o retrocediendo hasta llegar a otro salto cualitativo, parece ser la forma de sentirse pos marxista, de “congelar” la dinámica histórica, ¿de superar las ideologías?

Afirma Petro que Venezuela naufraga en un mar de corrupción y de culto a la personalidad, pero allí los corruptos una vez descubiertos sufren duras sanciones.

El Pueblo venezolano goza de un servicio de salud de buena calidad, de cobertura total y gratuita, educación para todo el que quiera estudiar también gratuita con alimentación, textos, y si es necesario subsidio para los demás gastos de subsistencia, ya van en 1.200,000 las entregas de viviendas dotadas, con un promedio de 70 m2 interiores cada una para cumplir dignamente con ese derecho fundamental. Alguien ha visto, en alguno de los videos que pasan en los medios plutocráticos, a algún venezolano flaco? La FAO declaró que están al borde de conseguir su soberanía alimentaria; se ha desarrollado la cadena del petroleo, del hierro, del aluminio, de piedras y metales preciosos, aguas arriba y aguas abajo. En convenios con China, Bielorrusia e Irán se han creado fábricas de maquinaria, vehículos, computadores, celulares, agroindustria, etc.. Producen los tubos de acero de sus poliductos, las torres, las bombas y los taladros.

Pero lo mas importante es que la gran mayoría del pueblo participa en colectivos de poder popular directo que, aunque se perdió el referendo que los constitucionalizaba, se han venido aprobando para que vigilan al poder constituido y ejecuten parte creciente de la gestión pública. Han creado ciudades gestionadas directamente por el poder popular como Ciudad Caribia. China, Rusia y muchos otros países reconocen el liderazgo de Venezuela en la lucha contra el imperialismo y por la construcción de un mundo multipolar.

Mientras haya demanda debemos vender nuestro petroleo y los otros excedentes de la producción primaria que no procesemos, sin dejarnos robar por el capital especulativo, o por lo menos extraer para no comprar, mientras invertimos en el desarrollo de energías limpias. El pago de la deuda social requiere ingentes recursos.

A los venezolanos los afectó tremendamente la caída de los precios del petróleo, ¿astutamente inducida por los gringos? Y, como revolución inédita que es tiene muchos retos por resolver pero no creo que logren destruirla porque por lo menos la mitad de la población venezolana es heroica (bolivariana) y tienen un firme respaldo de los países que están logrando frenar la depredación de los halcones gringos.

Otra crítica a mi estimado Petro es que subestima la capacidad de la subversión, ¿tal vez porque el M19 no tuvo una ideología clara? Ellos y la resistencia civil del pueblo rural están preparados mejor que nosotros para aportar a una revolución progresista, tuve oportunidad en el Guaviare de analizarlos de cerca por 13 años, todos luchaban y estudiaban, ayudando a organizar a los campesinos, quienes en su mayoría los identificaban como sus muchachos. Algunas veces algunos elementos eran arbitrarios pero si los pillaban la justicia era implacable y expedita.

El Acuerdo de la Habana puede resolver en gran medida la problemática rural y lograría destrabar el estatuto de la oposición y crear el tribunal electoral, entre otras conquistas, para lograr avanzar en la democratización facilitando el acceso al poder central de las fuerzas populares.

Señores progresistas urbanos, la resistencia rural, civil y armada, esta preparada para luchar de forma pacífica por una revolución progresista trabajando codo a codo con ustedes, hemos logrado avances en la creación de poder popular permanente tanto en las comunidades étnicas como en la zonas de reserva campesina, no así en las demás zonas rurales, si se lograra replicar esto en las zonas urbanas podríamos tener la democratización y el poder constituyente regional y nacional que tanto anhela Petro, creando niveles superiores a los colectivos de base por medio de voceros.

martes, 1 de noviembre de 2016

PROPUESTA PARA CREAR PODER POPULAR CONSTITUYENTE


El poder constituyente es la capacidad del Pueblo para consensuar las principales reglas de juego de su sociedad. Una Asamblea Nacional Constituyente conformada por delegados va a producir una constitución que dependerá del pacto entre los delegados y sus electores. El resultado probablemente será malo si los electores desconozcan lo que quieren y a quienes delegan, o si los delegados representan a poderes económicos o políticos preestablecidos, o si improvisan así sea de buena fe. Antes de elegir delegados el Pueblo deben tener la posibilidad de capacitarse, debatir propuestas de reforma, elaboradas por académicos y otros expertos, y organizarse. Los delegados deben ser designados por un pueblo consiente y organizado para ser voceros de las opciones de reforma escogidas por sus electores las cuales deberán ser debatidas y consensuadas por la Asamblea hasta redactar un proyecto de constitución que finalmente debe ser aprobado por el Pueblo. Las reformas constitucionales posteriores, de cualquier origen, también deben ser aprobadas por referendo.

Para lograr aproximarse a este ideal hay que empezar por las bases, unas 200 personas máximo deben conformar cada colectivo básico que, o compartan un territorio o el trabajo u otro importante interés común. De las 200 deben asistir mínimo la mitad mas 1 de los mayores de 15 años a la Asamblea de constitución y luego habrá quórum con mínimo la mitad mas 1 de los iniciales y decisión con mínimo la mitad mas 1 de los asistentes. Cada colectivo de base recibe diferentes opciones constitucionales de su interés elaboradas por expertos, las estudia, las debate y escoge. Luego nombra 2 voceros, los mas competentes y comprometidos, para que se unan con similares y cercanos para que hagan lo propio, hasta crear 4 niveles así: 200*60*60*60 (=43'200.000 habitantes) donde 200 son las personas de la base y cada uno de los 60 son los colectivos asociados, con 2 voceros cada uno. El nivel mas alto corresponderá a los 120 delegados a la Asamblea Nacional Constituyente y deben ser ratificados por una Consulta Popular Nacional. Por supuesto cada delegado debe provenir de un colectivo de base y debe haber sido elegido vocero en cada uno de los 3 niveles restantes.

Así que se requerirán 60*60*60=216.000 grupos de promotores, que pueden ser estudiantes de grados 9, 10 y 11 y de educación terciaria o superior, quienes actuarán desde las cuadras de los barrios, las veredas, los caseríos de los resguardos y demás territorios colectivos, convocando a las comunidades a conformar sus Juntas de Poder Popular(JPP) con el apoyo de los Docentes, los medios de comunicación alternativos y de los movimientos y sociales. La primera tarea de estas JPPs será su participación en el debate constituyente que concluye definiendo las reformas preferidas y nombrando sus voceros al siguiente nivel, pero como una de las principales reformas será la creación del poder popular permanente su actuación será indefinida, controlando los poderes que se constituyan y para ejecutar una parte creciente de la gestión publica. Los voceros pueden renunciar o ser reemplazados por los colectivos que los nombraron y, a excepción del tiempo necesario para crear la nueva constitución, los voceros no dedicarán mas del 10% de su tiempo laboral, debiendo continuar con sus ocupaciones habituales.

Las sociedades humanas van desde unos cuantos individuos que forman familias nucleares y ampliadas, comunidades, barrios, comunas, municipios, departamento, provincias y estados, naciones, regiones, etc., hasta la ONU; por principio cada nivel debe acoger las normas aceptadas por el nivel superior, por ejemplo los países deben respetar los tratados sobre DDHH y DIH a los que hayan adherido. Pero los ámbitos no solo son territoriales porque la producción con sus modos, sus medios, sus dueños y trabajadores genera comunidades para satisfacer las necesidades de las demás comunidades. Otro ámbito es el de la educación, la investigación y la difusión o expansión de la ciencia, la tecnología y la cultura. Puede pensarse en un ámbito adicional para agrupar a los que no se acomoden en los otros. Todos además interactúan entre sí y requieren de una armonía que actualmente deben brindar los Estados nacionales pero que puede ir traspasándose a las comunidades organizadas. Cada Persona debe decidir en que colectivo de base va a actuar, solo en uno, pero por supuesto puede asistir a otros, con voz si es invitado.

Las revoluciones progresistas de nuestra América, unas rompiendo claramente con el neoliberalismo (Venezuela, Bolivia, Ecuador), otras superando el leninismo (Nicaragua y Cuba) han creado 2 ámbitos territoriales conviviendo, uno del poder constituido y otro del poder popular directo, los territorios pueden ser iguales pero el poder popular directo puede modificarlos porque puede ser constituyente cuando lo considere necesario, por ejemplo es posible que comunidades de municipios vecinos decidan asociarse por intereses comunes. La tendencia es que el poder constituido vaya traspasando funciones al poder popular directo a medida que este tenga la capacidad y decida hacerlo. El poder constituido necesita de partidos políticos que formen cuadros e intermedien entre el Pueblo y la burocracia permanente que atienda las diferentes ramas del poder público. El poder popular directo, con el principio de que las cosas es mejor solucionarlas en el nivel mas cercano a los directamente afectados, revisa y audita cómo resuelve los problemas el poder constituido para que, a medida que se tenga la capacidad, se decida a resolverlos directamente, evitando burocracia y decisiones redundantes. Se creara una espiral innovadora gracias a la inmediatez de la comunicación actual y a las relaciones afectuosas de comunidades con necesidades similares.

En su compilación sobre el “Sistema político yugoeslavo” Marta Harnecker muestra unos cuadros sobre la integración de las asambleas comunales yugoeslavas y otros sobre su interpretación de las propuestas de poder popular permanente para Venezuela. Este poder ya ha creado ciudades comunales totalmente nuevas como Ciudad Caribia, en terrenos muy quebrados, con base en inmensas terrazas excavadas para edificar conjuntos residenciales con todos los servicios sociales y polos de desarrollo endógeno campesino, artesanal e industrial. Ciudad Caribia está ubicada equidistante entre el sector “Catia” (Parroquia Sucre) de Caracas y la población de Catia la Mar; las viviendas, de un promedio de 70 M2 cada una, fueron adjudicadas a pobladores de zonas de alto riesgo de los barrios informales al oeste de Caracas.

En Colombia debemos crear el poder popular directo. Tenemos ejemplos de como lo hacen las comunidades étnicas con reconocimiento constitucional, aplicable a las nuevas zonas de reserva campesina y las posibles zonas campesinas de producción de alimentos. Es muy interesante observar que las comunidades tribales están mejor orientadas hacia la autogestión progresista que las capitalistas.

Países precursores fueron la Yugoslavia de Tito y Libia con el liderazgo de Mohammer Gadafi que lograron avanzar bastante en la construcción de un socialismo con base en la autogestión el uno y tribal el otro, antes que a los 2 países fueran destruidos por la OTAN, brazo armado de la plutocracia mundial. Ahora tratan de destruir las revoluciones progresistas de nuestra América pero se han estrellado con el heroísmo de sus pueblos y con el ascenso de China y Rusia que las respaldan en aras de la coexistencia pacífica. Chávez tenia razón en cuanto a que estamos viviendo un cambio de época, o logramos la paz mundial o se acaba la vida en la tierra.

Mas sobre el debate para la creación del poder popular en Venezuela en mi libro “Guía para la planificación de la misión Villanueva”, Villanueva fue un arquitecto venezolano tan importante como Salmona para los colombianos, actualmente se llama Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), ha entregado mas de un millón de viviendas dotadas de muebles y electro-gaso-domésticos, en muchos casos con producción cercana y en todos con servicios sociales. Millones de colombianos, muchos nacionalizados venezolanos, participan activamente.

lunes, 10 de octubre de 2016

RESPETAR LA JURISDICCIÓN ESPECIAL PARA LA PAZ


El abogado español Enrique Santiago tiene mucha razón al afirmar que la exclusión de los presidentes de la república de la Jurisdicción Especial para la Paz es perniciosa y antidemocrática, sobretodo porque tienen mucho que aclararle al país, por ejemplo: Juan Manuel Santos se indignó con los llamados “falsos positivos” y se empeñó en erradicar ese crimen de lesa humanidad, pero, nos debe aclarar quien lo ordenó o indujo y quienes desde arriba implementaron esa política; otras cosas debe explicar como la muerte de Alfonso Cano enfermo e inerme en lo que pareció ser un crimen de guerra. Andrés Pastrana y Alvaro Uribe deben responder ¿por qué en sus gobiernos se generaron la gran mayoría de las víctimas del conflicto? y la relación de esos crímenes con el Plan Colombia. Si se niegan a comparecer ante este tribunal, que ya fue reconocido como válido por la CPI, les recuerdo la condena al General Videla en Argentina, ya no puede existir punto final a violaciones sistemáticas del DIH y de los DDHH y ningún Jefe de Estado puede disfrutar de la impunidad de los “vencedores”.

El beneficio de cosa juzgada y el aporte a la Justicia, a la verdad, a la reparación y a la no repetición serían valiosísimos para la paz de Colombia porque el buen ejemplo, y mucho mas desde los máximos niveles del Estado, cunde. Los altos militares y los señores de la Guerra que financiaron y dirigieron los crímenes contra las víctimas se motivarían para adherirse a la paz, a la oportunidad para pedir y obtener perdón, y contribuir significativamente a la dignificación tanto de las víctimas como de los combatientes que degeneraron para que cometieran materialmente los crímenes.

Los narcotraficantes, las bandas con políticos corruptos y las empresas ilegales de vigilancia y minería también son partes del conflicto porque la principal razón de su delincuencia fue la inexistencia de un Estado que les brindara oportunidades o que les impidiera crear esos emporios empresariales al margen de la ley, porque ese Estado estaba infiltrado por esos delincuentes, no hacía presencia en gran parte del territorio nacional y las autoridades sustitutas lo permitieron y les cobraron impuestos, por eso deben tener la oportunidad de acogerse a la JEP y de modificar y legalizar sus actividades.

Después de iniciado el Frente Nacional resultante del plebiscito de 1957 vino a Colombia el economista Lauchen Currie quien diagnostico que para poder modernizar la producción agropecuaria era necesario convertir a los Campesinos en jornaleros, como los cosecheros de la revolución verde y el café. ¡Se atrevió a recomendar el etnocidio de la cultura madre de la humanidad! Dicho y hecho, los gobiernos decidieron atacar militarmente a los Campesinos que se resistieron por lo que algunos crearon las guerrillas y otros prefirieron ir a hacer fundos en las selvas, como siglos atrás los indígenas rebeldes y los negros cimarrones. Carlos Lleras Restrepo no aceptó ese criminal dictamen, inicio la reforma agraria pero sus sucesores, empezando por Misael Pastrana, la volvieron inoperante, revivieron la aparcería y las autodefensas terratenientes precursoras del para-militarismo.

La cultura campesina ha demostrado en todo el mundo que puede ser tan productiva o mas que las grandes explotaciones mecanizadas en cuanto a cantidad producida por hectárea; potenciada con la agroecología, las asociaciones de productores y las pequeñas máquinas especiales, las familias pueden lograr una vida digna y sin pobreza, con equidad de género y el desarrollo pleno de la niñez y la adolescencia. Una sana competencia entre los 2 modelos: el campesino y el empresarial, es lo mas conveniente, eso sí, recuperando y respetando el equilibrio ambiental para hacerlo sostenible.

Presidente Santos, Usted tiene una gran oportunidad de comprobar su compromiso con las víctimas, con la verdad y con la Justicia, aceptando acogerse a la Jurisdicción Especial para la Paz, dando ejemplo a los expresidentes y a los demás actores determinantes del conflicto interno.

martes, 4 de octubre de 2016

LA DEBILIDAD DE LA IZQUIERDA POCO AYUDA A LA PAZ DE COLOMBIA


La actuación política de las masas ha invadido repetidas veces el ámbito de la conciencia de cada ser humano, inmiscuyéndose en cuestiones de preferencia política, raza, nacionalidad originaria, religión, preferencia sexual, etc. violando los derechos humanos y ocasionando grandes crímenes, hasta genocidios, liderados por sicópatas hiperactivos muy carismáticos elegidos emocionalmente por masas manipuladas. Colombia ha albergado muchos de esos nefastos personajes. Alvaro Uribe Velez, el último de estos, amparado en la impunidad casi total de los delitos contra los DDHH y el DIH, continua liderando la ultra-derecha, controlando una buena parte de los poderes legislativo y judicial, contando con el respaldo de enormes capitales dudosos. Permitir a criminales de lesa humanidad influir masivamente en la opinión pública ha saboteado la democracia y la paz de Colombia. Juan Manuel Santos debiera colaborar con la Corte Penal Internacional para buscar solución a este palo en la rueda que le ha metido Uribe a los acuerdos de paz.

La unidad de la izquierda se logró pero no duró; luego del efímero liderazgo de Carlos Gaviria la izquierda explotó en mil pedazos. Tan frustrante fue esto que los grandes movimientos sociales surgidos de la victoriosa resistencia civil, la que luchó en paralelo con la Insurgencia contra la tiranía oligárquica-mafiosa y terrateniente opresora del Pueblo rural, han frenado su paso a la política electoral por no encontrar una organización estable en la izquierda. Las tendencias progresistas de los partidos tradicionales y sus derivados tampoco encuentran con quien aliarse. Sin embargo las bases se unen espontáneamente cuando encuentran un candidato carismático, como lo hicieron para elegir a Gustavo Petro a la Alcaldía de Bogotá y eventualmente pueden llevarlo a la Presidencia de la república, pero ¿Cómo lograr las mayorías parlamentarias que garanticen la gobernabilidad? Difícil convocar a una asamblea constituyente, para poder aprobar las demás reformas que se requieren a fin de superar la grave desigualdad social, sin esas mayorías.

La división de la izquierda no ha sido espontánea, obedece a una muy bien lograda campaña publicitaria de la plutocracia mundial que aprovechó la debacle de la Unión Soviética para proclamar el fin de la Historia y de las ideologías, la mayoría de los izquierdistas lo creyeron, salvo pequeños grupos que en su mayoría se apegaron a antiguos ideólogos dogmatizando sus ideas. Pareciera que la pereza mental encontró una buena excusa en la “libertad de las ideas”, se dejó de pensar la política racionalmente para ponerse a sentirla; lo llamaron inteligencia emocional.

La ideología base de la actuación política debiera limitarse a 2 ciencias: economía política y gestión empresarial, enmarcadas en la normas consensuadas por la gran mayoría de la humanidad (DDHH, DIH, ISO, etc,). Ideas que definan la economía pública, la forma de administrar las empresas comunes y de controlar las privadas. Estas 2 ciencias y las técnicas derivadas debieran ser los ámbitos y enmarcar los objetivos de las discusiones y los acuerdos políticos: ¡Definir concretamente cómo gobernar! Ir mas allá atenta contra la libertad de los individuos, es deber del Estado la protección de estos derechos, nunca restringirlos ni permitir que se violen.

Los invito a pensar y proponer sobre economía política y sobre gestión empresarial para debatir hasta llegar a acordar cual va a ser la ideología de la izquierda política colombiana que se va a ejercer desde el poder central que estamos próximos a conquistar. Para aportar al debate les presento de nuevo el libro: Una vía progresista al socialismo.

¡Debemos esforzarnos por superar nuestra debilidad ideológica porque de lo contrario vamos a fracasar gobernando!

martes, 23 de agosto de 2016

Presentación de la propuesta para hacer la reforma rural integral cerca de las zonas mas pobladas de Colombia.


La propuesta es un aporte para la mesa Gobierno-Farc con el fin de colaborar en la solución de algunas de las salvedades sobre el punto 1 Reforma rural Integral, y también para buscar viabilidad a los acuerdos del Gobierno con el Movimiento campesino, étnico y popular y al llamado “Pacto Nacional por el Agro y el Desarrollo Rural”.

Proponemos que los potreros de los valles interandinos cerca de los centros mas poblados de Colombia sean dedicados a la reforma rural integral, 50% como zonas de producción campesina de alimentos y 50% como zonas integrales de desarrollo rural empresarial, se corregiría la degradación ambiental creciente aumentando la productividad de estas tierras hasta 20 veces.

Con un grupo de campesinos desplazados refugiados en Bogotá, que recibimos capacitación en Administración de negocios y otras técnicas en una Fundación en convenio con el IPES, estamos impulsando una Asociación campesina, la mayoría de nuestro grupo fueron madres cabeza de familia en el momento del desplazamiento. Aspiramos a integrar familias campesinas de la zona donde se desarrollaría el proyecto modelo de la propuesta. Estamos preparando el informe de la “idea de negocio” para sustentar la propuesta en aspectos sociales, técnicos y económicos. Próximamente lo publicaremos en este blog.

En este blog encontrará una serie de artículos que son de alguna forma base y sustento.

Las diapositivas con la presentación de la propuesta puede descargarlas aquí.

martes, 8 de marzo de 2016

La Insurgencia en vez de desmovilizarse busca potenciar su acción en Paz

La ultra-derecha insiste en desmovilizar la guerrilla en las tales “zonas de concentración”, ¿Será que intentan ganar la guerra paralizando a la Insurgencia para apoderarse de los territorios con sus métodos de terror paramilitar? ¿Debe aceptar el Pueblo rural que se reemplace la presencia de los farianos y los elenos por el “control del Estado”? Ese “control del Estado” hasta ahora ha sido ocupación temporal de las FFAA para permitir a las bandas paramilitares, a veces los mismos militares con otro uniforme, exterminar a los líderes populares y desplazar a sangre y fuego a las comunidades. ¿Por qué Santos, Benedetti y demás “prosperistas” creen que eso va a cambiar de la noche a la mañana? ¿Creen que controlan las fuerzas nefastas?

No las controlan, el poder de las mafias da para lo contrario, o sea controlar buena parte del Estado en las zonas urbanas y continuar el control territorial en las zonas rurales donde la rebeldía ha sido exterminada con el terror. Si en esta negociación de Paz no se involucran a los “Señores de la guerra” esto no va para buen puerto, como decía un vecino del Guaviare: “Hay que hablar con lo patrones porque los encargados solo deciden hasta cierto punto”. Además el Pueblo rural debe poder reorganizar vocerías legítimas para entrar a participar desde la planificación de la implementación de lo acuerdos. ¿Que se gana con la promesa del gobierno de restituir las tierras a los campesinos desplazados cuando en la práctica ha sido incapaz de asegurar las pocas zonas donde se ha intentado? En cambio el Pueblo rebelde, en resistencia civil y armada, sí ha podido mantener liberadas (con sudor, sangre y lágrimas) casi todo el tiempo grandes extensiones. ¿Pretende el Gobierno acual que estas les sean encomendadas para que las proteja luego de haber fracasado con la restitución?

Los guerrilleros, fuera de los pocos que continuarían la negociación e iniciarían la participación en política electoral, deberían continuar en los territorios donde están, allí se haría la verificación internacional acordada y El frente amplio por la paz continuaría con la verificación del cese al fuego. El País debería aceptar la propuesta de los territorios de paz porque Las Farc, en palabras de Rubén Zamora, “... estamos dispuestos a aportar nuestra economía de guerra, capacidad organizativa, de gestión y de administración de recursos orientados hacia el bien común de los combatientes, sus familias, las comunidades y la sociedad en su conjunto.” para “... reconstruir los territorios, fortaleciendo nuestras familias y comunidades, impulsando el sistema productivo y el desarrollo social, fortaleciendo, democratizando y depurando la administración pública, promoviendo una nueva cultura política fundada en la democracia, el pluralismo, la convivencia, la honestidad y la responsabilidad social.

Para implementar los territorios de Paz se podrían usar las ZIDRES, si no las tumba la corte constitucional, porque los cultivos gigantes pueden ser agroecológicos, si no los gestionan empresas que por ánimo de lucro subordinan la parte social y la parte ambiental; porque los socios de las nuevas alianzas productivas es mejor que sean comunitarios; porque las ZIDRES de la Insurgencia con socios internacionales progresistas estarían al servicio de la economía familiar campesina, la agroecología y la soberanía alimentaria local con excedentes para contribuir a la seguridad alimentaria de la humanidad, etc., etc..

Experiencias como la de Córdoba, Argentina, enseñó que las ciudades deben rodearse de cinturones agroecológicos y forestales para evitar la contaminación de los agroquímicos y de la ganadería extensiva. Puede hacerse municipalizando las zonas suburbanas, creando reservas forestales y arrendando suelos a Campesinos organizados con el fin exclusivo de producir alimentos orgánicos para el centro urbano. Además se desmonta la principal causa de nuestro conflicto: la ambición por la tierra. Parte del arriendo de las ZIDRES puede financiar a los municipios para comprar esas tierras.

Si queremos una buena Paz debemos dejar de hablar con el deseo, o con mala fe, e involucrar a todos los actores de este conflicto, con vocerías legítimas; así si tendríamos una gran oportunidad porque estamos hartos de esta guerra tan larga y tan estéril y las tierras desmontadas, sus suelos y subsuelos, son mas que suficientes para que Víctimas y Victimarios podamos construir proyectos de vida felices y productivos. Los mafiosos del latifundio, el narcotráfico, la minería ilegal, el contrabando, la corrupción, etc., acogidos a la jurisdicción especial para la Paz (JEP), sin las exclusiones que pretenden los nuevos sepulcros blanqueados, podrían llegar a ser grandes empresarios: financieros, comerciales, agropecuarios y mineros; y los Campesinos, Indígenas y Afro-descendientes rurales producirían alimentos y materias primas en paz, procurando estar cada vez mejor organizados, tecnificados y respaldados por las grandes empresas comunitarias dirigidas por la Insurgencia. Los centros urbanos aumentarían drásticamente las oportunidades productivas de sus pobladores con los procesos aguas arriba y abajo de las cadenas productivas desatadas en el campo.

Así sí la Política podría ser realmente democrática con participación de todos los sectores en convivencia pacífica.

No olvidar que es el Pueblo rural en su conjunto la principal Víctima de esta guerra.

Aunque Alvaro Uribe Velez y sus lacayos digan que no quieren acogerse a la JEP deberían dejarles opción por si cambian de opinión.

martes, 2 de febrero de 2016

Fin del conflicto e implementación de los acuerdos



Las reformas para la paz, la implementación y la refrendación.



En el punto 3.5. de la agenda Gobierno-Farc el Gobierno Nacional se compromete a revisar y hacer las reformas y los ajustes institucionales necesarios para construir la paz. Si el Gobierno no puede cumplir con este numeral porque los otros poderes públicos no aprueban lo de su competencia sería necesario convocar a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) para lograrlo y el Gobierno debiera apoyar y comprometerse con esta alternativa.



El debate sobre el mecanismo de refrendación de los acuerdos, si mediante plebiscito o ANC, tiene que ver con como se desarrolle lo anterior y con cuando es el momento oportuno para esta refrendación. Pretender refrendar los acuerdos sin haberse implementado, o por lo menos antes de que la implementación haya avanzado para hacerla irreversible, es una tontería porque sería como preguntarle al Pueblo si quiere o no esta Paz así acordada. Por supuesto que la gran mayoría del Pueblo quiere la Paz, además de ser un deber y un derecho constitucional, pero para poder saber si la paz acordada si va a ser real, positiva y duradera hay que pasar de las palabras a los hechos. Por eso el momento adecuado para la refrendación debe ser luego de haber avanzado en la implementación lo suficiente para que sea fácil entender que las reformas son adecuadas y su culminación está asegurada; entonces sí el Pueblo puede aprobar mediante un plebiscito; en caso de no aprobación indicaría que las reformas no son suficientes o son inadecuadas y debería revisarlas una ANC. No podemos repetir lo que pasó en Guatemala por falta de prever que hacer si el Pueblo no aprobaba el acuerdo de Paz.



La Constitución del 91 fue muy mezquina con el Pueblo en cuanto impedirle que la reformara con un mecanismo directo, un plebiscito para convocar una ANC por ejemplo, y la cantidad de recovecos para hacer un referendo. El poder constituido, despóticamente, quiso blindarse de “embarradas populares”. Debemos exigir que esto se cambie porque luego de que empecemos a disfrutar de una paz estable y duradera es muy probable que queramos rediseñar, hacerle una reingeniería completa, al Estado colombiano. Cuando la participación política sea potenciada por la aplicación de los acuerdos las masas van a querer revisar todo y deben poder hacerlo. Cualquier reforma constitucional debería ser aprobada por el Pueblo para impedir que se birle su voluntad.



Sobre los territorios para la paz y la implementación de la reforma rural integral.



Colombia importa el 30% de lo que se come y exporta una cantidad equivalente lo cual puede interpretarse como que hay seguridad alimentaria; sin embargo el campo colombiano desmontado produce una décima parte de su potencial. De las 47 millones de hectáreas desmontadas, de un total de 114 que tiene la parte continental del país, se usan 7 para producir alimentos, biocombustibles y otros insumos. 28 millones de reses ocupan 40 millones de hectáreas, que con una semiestabulación sencilla podrían requerir solo 2 o 3 millones, estas son las tierras para el desarrollo rural integral acordado. La mitad de ese desarrollo pueden ser cultivos gigantes empresariales, como la soya argentina, aunque conviene completar el circuito agroecológico y exportar principalmente carnes. Con la otra mitad se debe hacer una reforma agraria de producción familiar y comunitaria.



Las ZIDRES pueden se una solución tanto para el agronegocio como para la reforma agraria si tenemos en cuenta que la mayor parte de los potreros del país se encuentran en zonas que pueden declararse ZIDRES, a excepción de los que rodean los centros urbanos, pero estos pueden ser comprados por los Municipios para: evitar la especulación de las tierras suburbanas, poder planificar la expansión urbana, solucionar el daño de las aguas y el aire ocasionado por la ganadería extensiva y los agroquímicos, y lograr producir alimentos orgánicos minimizando costos, arrendando estas tierras a familias campesinas organizadas. La ley ZiDRES contempla que los ingresos por arrendamiento o concesión deben dedicarse a crear infraestructura y a adquirir tierras para familias campesinas. Parte de esos dineros podrían financiar a los municipios para crear sus anillos de producción limpia y orgánica.



La Insurgencia (FARC, ELN, EPL) crearon para su funcionamiento grandes empresas de economía social, estarían capacitados para administrar ZIDRES y poder cumplir sus propósitos de: apoyar al Pueblo rural protegiendo sus bases, permitir el retorno de desplazados y la reubicación de minifundistas y campesinos sin tierra, y continuar con el trabajo social, político y económico, potenciándolo. Las pocas ZRC aprobadas conviven en territorios de influencia guerrillera y existen de hecho muchas mas ZRC en esos territorios. Cada una de estas ZIDRES podría contar con una ZRC y estaría al servicio de esta. Podrían asociarse a empresas extranjeras de países como China, Rusia e Irán asegurándose mercados, maquinaria, asistencia técnica y construcción de infraestructura. Algunos Insurgentes se dedicarían a participar en política electoral, otros crearían grupos de expertos en seguridad que complementarían la acción primaria de las guardias (indígena, afro y campesina). La mayoría de los guerrilleros pasarían a gestionar estas ZIDRES y las empresas complementarias.



Los principales enemigos del conflicto actual pasarían a ser competidores en la producción agropecuaria y minera ya que las ZIDRES empresariales permitirían superar las economías mafiosas responsables de la guerra sucia, con el concurso de grandes inversionistas nacionales y extranjeros. A mediano plazo se podría producir 5 veces mas, exportando 15 veces mas. Los centros urbanos se beneficiarían de las nuevas cadenas productivas suministrando insumos y servicios, haciendo procesos complementarios y educando a las nuevas generaciones de científicos y técnicos agropecuarios y de las demás profesiones requeridas. Se puede lograr en 10 a 15 años aumentar 10 veces la producción agropecuaria, sin tumbar una hectárea mas de monte y reforestando las micro-cuencas para potenciar nuestro bien mayor: el agua.



El plan maestro sobre el río Magdalena hecho por Hydrochina puede desarrollarse de acuerdo a la reforma rural integral acordada. Una combinación de ZIDRES de la Insurgencia con las ZRC asociadas, las ZIDRES de los empresarios, legales e ilegales legalizados, y la municipalización de las tierras alrededor de los centros urbanos, que contarían con el apoyo técnico y financiero de empresas de EUA, Brasil, China, Rusia, la UE, Irán y otros países. El tren eléctrico desde los llanos orientales hasta Buenaventura, pasando por Colombia (Huila) y Pradera (Valle) con un ramal desde el Huila hasta Salgar (Cundinamarca), mas vías terciarias cortas completarían el transporte interno y para las exportaciones. Debemos hacer planes maestros para las demás cuencas hidrográficas del País.



Con una buena Paz ¡a Colombia no la va a parar nada ni nadie!

jueves, 26 de noviembre de 2015

Santos, Petro y Peñaloza


Gustavo Petro ya se ganó un sitial en la historia por haber probado que el compromiso con los mas pobres es la solución para reconciliarnos y poder vivir una paz armoniosa. Juan Manuel Santos también, por sus logros en el diálogo nacional por la Paz, contribución compartida con las Farc y secundada con alborozo por las vanguardias de los movimientos populares rurales y urbanos.

En este rompecabezas falta la participación de los Empresarios eficientes que han generado riqueza contribuyendo al bienestar de sus trabajadores. Empresarios que se han enriquecido con mucha creatividad y trabajo, sin desaprovechar las oportunidades que ha brindado a los mas sagaces un sistema económico débil e ineficiente, hasta ahora conducido por oligarquías arribistas, incompetentes y perezosas.

Xi Jinping felicitó este mes en Manila a Juan Manuel Santos por los innegables progresos en el procesos de Paz, que contra viento y marea a impulsado, y le ofreció el apoyo de la gran China al Pueblo de Colombia.

Enrique Peñaloza, el gran urbanista, es muy apreciado en China, mencionado por los medios de ese país continuamente por sus asesorías para implementar los BRT (Bus Rapid Transit), nuestro Trasmilenio, en las principales ciudades de China. Aunque la idea nació en Florianápolis, Brasil, Peñaloza la innovó y la difundió en todo el mundo. Petro, Santos y Peñaloza se enfrentan a un gran dilema: ¿Metro o mas Trasmilenio?, ¿Sistema multimodal o no? Y ¿Que hacer con el dólar tan inestable?. Mi propuesta es: yuanes o renminbis.

Unamos piezas, China prácticamente nos obsequió el estudio detallado del río Magdalena, aconseja ampliar varias veces la generación hidroeléctrica y de paso regular sus aguas para evitar las inundaciones y mitigar los periodos de sequía que se se están acrecentando, además de navegación, acuicultura, distritos de riego, etc.. Bogotá cuenta con empresas públicas que Petro ayudó a apuntalar al punto que pueden financiar, o servir de garantía, para obras como el Metro. La EEEB en alianza con ENEL puso a funcionar El Quimbo y puede hacer una alianza similar con China para generar la electricidad y buena parte del dinero que se requiere para el transporte ferreo complementario al Trasmilenio de Bogotá. China ya es de lejos el mejor constructor de infraestructura en el mundo y además ofrece amplias opciones de financiación. Mucho mejor que las constructoras europeas por las que siente especial simpatía Gustavo Petro.

Es verdad lo que dice Peñaloza que con el dólar loco, aumentó mas del 50% desde que se cotizo la obra, el costo del Metro sería impagable con los recursos aprobados por la ciudad y la Nación, pero no se le reconoce cuando, amilanado por ese inconveniente, dice que no se puede construir subterráneo. Se puede, aliados con China y súmele el paso siguiente en la construcción de la Paz que es desarrollar la región Central para el progreso de todos especialmente de los Campesinos, incluidos Indígenas, Afros y sus Desplazados, y de Empresarios renovados; por ejemplo ver: Propuesta Progresista para la alti-llanura de los llanos orientales de Colombia , súmele el Tren y el poliducto Llanos orientales-Buenaventura para desembotellar la producción exportadora de esta región central, etc,, etc..

Vamos Peñaloza, haga honor a su trayectoria y lidere la gestión de estos grandes proyectos que van a ser la contribución de Bogotá a la Paz sostenible. Haga Honor a su probada gestión eficiente, eficaz y transparente pero entienda que lo principal es incluir a las Víctimas de la ignominia que hasta ahora ha campeado en Colombia, como lo sería no agredir a las clases populares de Bogotá con un metro elevado que amputaría la valorización de su entorno. Los colombianos necesitamos a hombres como Peñaloza y Petro para que dirijan la construcción de la nueva patria Humana y en Paz.

lunes, 23 de noviembre de 2015

La implementación de los acuerdos de la Habana debe consensuarse


El gobierno, ni las Farc, ni los 2 juntos tienen la capacidad de implementar los acuerdos de Paz, que se van a firmar en la Habana, sin la participación protagónica de los colombianos involucrados. Alejo Vargas, Profesor de la Universidad Nacional, escribió el 22 de noviembre de 2015 en el periódico de Medellín “El Colombiano” en columna titulada “¿DóNDE VAMOS EN LAS CONVERSACIONES? ¿QUÉ NOS FALTA?” lo siguiente:

... Y el de la implementación, verificación y refrendación que implica que las dos delegaciones se pongan de acuerdo acerca del procedimiento que se va a utilizar para la refrendación, tema nada fácil cuando se conocen de antemano ciertas preferencias por cada una de las dos delegaciones, e igualmente cómo será el proceso de implementación de los acuerdos y su seguimiento, que se supondría el Gobierno considera es un tema de su exclusiva competencia, pero sobre el cual seguramente la delegación de las Farc querrá incidir. Estamos en el tramo final, pero no hemos llegado a la meta.”

Con el respeto que merece el profesor Vargas su insinuación de que el gobierno pretende que sea de su “exclusiva competencia”, sí de verdad el Gobierno lo intentara, sería como exigir el sometimiento de las Farc a cambio de firmar unos papeles. Y su “las Farc querrá incidir.” significaría que esta guerrilla se abrogaría la sabiduría y los intereses del Pueblo rural, cosa que nunca aceptarían la Cumbre Agraria ni el ELN porque sería simple y llanamente Despotismo. Las Farc no están de acuerdo con esta segunda insinuación del profesor Vargas, lo han manifestado innumerables veces.

Porque lo que queremos es que la Paz sea estable y duradera, que tanto los terratenientes y los empresarios involucrados, legales e ilegales, tengan opción de trabajar como agro-empresarios, (agropecuarios, turísticos o mineros) sabiendo que su derecho al uso de las tierras va a ser respetado por el Estado y que el Pueblo rural lo acepta por ser el resultado de una concertación de voceros legítimos de todas las partes del conflicto y porque se hayan satisfecho las necesidades de tierra de los Indígenas, los afro-descendientes y de los demás Campesinos y Desplazados. Esto es factible dada la gran cantidad de tierra desmontada y el excelente acuerdo sobre justicia restaurativa que anunciaron las partes con apretón de manos Santos-Timochenko, el cual garantiza que los que quieran trabajar y tengan deudas con la justicia no van a tener problemas si colaboran con la verdad y en su labor productiva reparan beneficiando Víctimas, con restricción de su libertad por corto tiempo, moderando en forma realista sus pretensiones de posesión de tierras, para permitir la restitución. Creo que los combatientes de los ejércitos privados son a la vez Víctimas y Victimarios y sus mentores deben repararlos enseñándoles a trabajar dignamente.

Mucho dinero han gastado la SAC, FEDEGAN y los demás empresarios interesados en el agronegocio para lograr que los congresistas aprueben reformas constitucionales que legalicen sus apropiaciones de tierra indebidas en los baldíos de la Nación, porque hasta ahora la corte constitucional ha hecho honor a su misión y probablemente suceda los mismo con el embeleco ZIDRES, a menos que hayan logrado comprar también a la mayoría de la corte. Y si se llegare a legalizar el Pueblo rural no aceptaría tamaña ilegitimidad, lo que haría peligrar la solución del conflicto. La salida es negociar la implementación con la mesa ampliada de voceros del Gobierno, la Insurgencia, El Pueblo rural, y los Terratenientes y demás Agronegociantes. Con una concertación sería posible implementar proyectos como: Propuesta Progresista para la alti-llanura de los llanos orientales de Colombia con reconciliación y en armonía entre Campesinos y Agro-Empresarios, aunque cada uno en su ámbito y sin dependencias, o Propuestas para el desarrollo eco-turístico complementario a los parques nacionales naturales (PNN) Tayrona y Sierra Nevada de Santa Marta donde los Empresarios podrían desarrollar grandes Hoteles en coordinación con Indígenas, Campesinos, Pescadores artesanales y Artesanos, lo que sumado a las bellezas naturales conformarían exitosas opciones turísticas. Los Campesinos aceptarían sobre todo si a cambio Pueblos y Ciudades se rodean de productores Campesinos orgánicos y agroecológicos para racionalizar los costos y procurar un medio ambiente sano, solucionando el problema de los cultivos ilícitos allende la frontera agrícola.

Luego de convenida la implementación se haría la refrendación popular que debe ser norma constitucional para que tanto los acuerdos de la mesa actual, como los acuerdos de implementación con la nueva mesa ampliada sean protegidos de leguleyadas oportunistas. No dudo de que si se satisfacen las justas reclamaciones del Pueblo rural asegurando el despegue del progreso en los centro urbanos, el Pueblo colombiana aprobará las grandes reformas con el mecanismo mas adecuado sin desgastarnos por ahora en tratar de definirlo, ya le llegará el turno.

La reforma rural integral debe incluir los recursos minero-energéticos. Los voceros mas autorizados al respecto son los de los trabajadores y los Empresarios del sector, públicos y privados, legales e ilegales. La USO y los demás sindicatos proponen marcos legales bien estructurados. Lamentablemente el conflicto a cobrado una cuota de sacrificio muy grande a los sindicalistas, como a los demás líderes populares, por lo que sería necesario la tregua general para que, al igual que las Juntas de Acción Comunal, puedan reconstituirse y nombrar voceros legítimos a la mesa de implementación.

Así se podrán firmar los acuerdos Gobierno-Farc de la Habana cumpliendo la premisa de que “nada está acordado hasta que todo esté acordado” entendiendo que la creación de una mesa ampliada para la implementación y la refrendación posterior a sus consensos desarrolla en forma satisfactoria los temas de la agenda Gobierno-Farc y daría una entrada al ELN y al EPL en la continuidad de la negociación. Los ejércitos privados, paramilitares o no, también tendrían asiento como empresarios ilegales vinculados al campo.

Así sí lograríamos la reconciliación de todos los colombianos.

sábado, 7 de noviembre de 2015

Precisiones para implementar la reforma rural integral


Las buenas intenciones de la Unión sindical obrera (USO), benemérito sindicato de Ecopetrol, de hacer la II Asamblea por la Paz, en conjunto con la U Nacional y el Ministerio de Trabajo, se están concretando con resultados que desnudan el desconocimiento de los acuerdos Farc-Gobierno en La Habana de muchos de los participantes en las Asambleas regionales. ¿Ha habido bloqueo de esta información de parte de los medios de comunicación hegemónicos? Porque a excepción de Canal Capital que puso la Paz y los DDHH en el centro de su actividad informativa, los medios monopolizados por los grandes grupos económicos y sus socios o ¿patrones? internacionales, parecen cumplir instrucciones en cuanto a trivializar los acuerdos, cuando no oponérseles directamente.

Para la implementación del punto 1, reforma rural integral, es indispensable instrumentar la participación directa del pueblo rural y de los que tienen la tenencia de las tierras para no caer en despotismo por parte de la mesa Farc-Gobierno. Así como es de pertinente el desarrollo de este punto como el principal de estos acuerdos no se puede pensar en una implementación a cargo solamente de las 2 fuerzas negociantes ni mucho menos solo de los gobiernos de turno en Colombia.

Precisando la propuesta de Paz que presenté a la mesa de negociación desde 2012, revisada y vuelta a publicar en junio pasado , presente un esbozo, limitado por el tiempo de que dispuse, en la Asamblea por la Paz regional Bogotá-Cundinamarca-Boyacá del 7 de noviembre de 2015. Dije que debe de haber 2 momentos para la participación del Pueblo rural y de los que tienen la tenencia de las tierras, incluidos los empresarios actuales y potenciales del agronegocio:

Cuando el Gobierno y las Farc entren en tregua bilateral y firmen el acuerdo definitivo debe iniciarse la implementación, aunque es el sexto punto de la agenda acordada es indudable que se desarrollará después de la firma, se debe convocar una mesa ampliada para lograr la participación de la Sociedad civil involucrada, en este caso el Pueblo rural y los Terratenientes y/o agronegociantes con delegados nombrados por sus actuales organizaciones. O sea que la mesa debe ampliarse con delegados de estos 2 nuevos participantes con el fin de acordar cuales tierras y en que porcentajes se distribuirán entre agronegocio y economía familiar campesina. Propuse que debieran ser las tierras dedicadas a la ganadería extensiva, con el propósito mínimo de semi-estabularla, para que en parte sea silvo-pastoril, con lo cual se liberarían paulatinamente para usos agrícolas y forestales por lo menos el 90% de los 40 millones de hectáreas en potreros, y que la mitad de esas tierras se pueden dedicar al agronegocio y en los otros 20 millones se podría hacer al fin la por tanto tiempo aplazada reforma agraria. Esta mesa ampliada debe concluir su actuación definiendo la metodología para implementar esta reforma rural integral.

Para el segundo momento de participación es indispensable lograr antes un alto al fuego total que involucre, además de las FFAA del Gobierno y las Farc, al ELN, al EPL y a los ejércitos privados, paramilitares o no, que actúan en el conflicto al servicio de los terratenientes y/o narcotraficantes, mineros ilegales, etc., en fin una tregua de todos los actores armados y sus mentores para que el Pueblo rural pueda reorganizarse y nombrar sus delegados nacionales, regionales y subregionales. Para que esa reorganización sea realmente democrática debe basarse en la elección simultánea en todo el País de las nuevas Juntas de Acción Comunal (JAC), luego de un tiempo prudencial para informar del objetivo de esas elecciones y para que los aspirantes o candidatos puedan desarrollar sus campañas. Las nuevas JAC una vez elegidas deben reunirse para decidir y elegir sus representantes a las asociaciones que serán sus voceros a niveles subregionales, regionales y nacionales para negociar el reparto de tierras hasta llegar a cada municipio y a cada vereda. Los gremios terratenientes y agronegociantes debieran hacer una reorganización similar. Así que la nueva mesa de negociación de la implementación tendrá 4 partes: El Gobierno, La Insurgencia unida, el Pueblo rural y los gremios de terratenientes y agronegociantes a nivel nacional, regional y subregional hasta llegar a lo municipal y a lo veredal.

Esta propuesta es para implementar el acuerdo 1 Reforma rural integral, pero las organizaciones creadas bien pueden servir para ayudar a la implementación de los demás puntos. Las JAC urbanas debieran reorganizarse porque la reforma rural está ligada con lo urbano, no solo porque en lo urbano están la mayoría de los consumidores de la producción agropecuaria, sino porque muchos insumos y servicios aguas arriba y los procesos y la distribución aguas abajo, van a transformar prácticamente a toda la Sociedad colombiana.

Vamos p'alante que los de atrás están empujando.

domingo, 5 de julio de 2015

La investigación científica debe insertarse en la producción real


Las multinacionales farmacéuticas acostumbran recibir grandes subvenciones de sus gobiernos para mantener centros de investigación, son dineros de todos los ciudadanos capturados para el beneficio privado. Logran con esto gran competitividad porque estos centros son motores para la creación y la innovación que luego de patentar y registrar derechos se lanzan a la rapiña de los necesitados de esperanzas de mejor vida o soluciones a enfermedades crónicas y terminales. Es el ánimo de lucro desbordado, alcahueteado por gobiernos dominados por este tipo de multinacionales, dejando la salud y el bienestar humano en última prioridad, porque lo que importa es esquilmar a los que tienen con que y solo cuando les aparece competencia reducen los precios intentando crear carteles para retrasar al máximo la masificación de lo beneficios, si fueran reales.

En la economía social, ver “Una vía progresista al Socialismo”, los centros de investigación de las universidades debieran cumplir una función similar en cuanto a insertarse en la producción real, por supuesto sin imitar la depredación que conlleva como único fin el ánimo de lucro, porque se requiere aumentar permanentemente la producción y la productividad de las empresas industriales públicas, sociales gestionadas por sus trabajadores, mas las redes de empresas comunitarias de Indígenas, Campesinos y las demás etnias reconocidas, para poder superar la precariedad económica de las masas, generar empleo suficiente, crecer y renovarse. El Estado y las autoridades comunitarias deben derivar ingresos que junto a los impuestos sirvan para sufragar su gastos de funcionamiento y adelantar las obras de infraestructura que se requieran. Además se debe garantizar la sostenibilidad ambiental, sin escatimar gastos, porque debemos hacer viable el futuro de las nuevas generaciones.

Para lograrlo es necesario que Colciencias, o un organismo sustituto, actúe como coordinador orientando los recursos de investigación a los proyectos priorizados en los planes de desarrollo derivados de las misiones y visiones de los programas de gobierno aprobados por los ciudadanos. Este nuevo tipo de Investigación debe iniciar por seleccionar de los proyectos elaborados en los últimos años los mas adecuados para crear paquetes tecnológicos que sean sometidos a pruebas de campo y una vez aprobados se apliquen con estricto seguimiento para permitir el registro contable en tiempo real y el análisis financiero y estadístico, todo lo cual debe realimentar a los científicos para iniciar nuevas investigaciones en ciclos de mejora paulatina y continua.

Investigaciones que también debieran cobijar a los pobladores urbanos, quienes debieran tener opción de organizarse y crear territorios con cierto grado de autonomía de los cuales dependan redes de productores medianos y pequeños que podrían alcanzar altas productividades sin sacrificar la generación de empleo, con el uso de novedosas maquinas orientadas a la producción personal, así como los campesinos podrían usar el motocultor y sus accesorios, que permita impulsar la originalidad individual e incluir el arte en los productos. Estos productores se complementarían con una gran industria de propiedad social, a su servicio, que les ayudaría a conocer las técnicas que requieren grandes volúmenes, a solucionar la adquisición de insumos y la distribución de la producción, fortaleciéndose mutuamente para satisfacer necesidades y vender excedentes. Alianzas productivas entre compañeros.

Los programas de extensión de las Universidades debieran prestar sus servicios en la gestión inicial de las investigaciones aplicadas como políticas públicas. Estos servicios profesionales acompañarían los proyectos hasta cuando se demuestre que las nuevas empresas familiares, comunitarias y sociales son viables, o sea que han superado el punto de equilibrio y tienen solución de ventas de sus excedentes por un tiempo razonable, que prometa poder prolongarse con un trabajo continuo de mercadeo y adaptación. Mientras esto no ocurra los beneficiarios actuarán como aprendices asalariados y solo empezarán a pagar los prestamos, descontados los subsidios si existieran, cuando las ventas provean los ingresos necesarios, luego de asegurar la remuneración del trabajo ya calificado incluyendo la auto-gestión que les corresponda.

En pocas palabras los centros de investigación debieran crear, mejorar y renovar proyectos productivos pertinentes para las necesidades del País y los centros de extensión debieran gestionarlos hasta asegurarse de que ya pueden avanzar solos.

Ideas para hacer Capital Social, perteneciente a todos los ciudadanos de un Estado, que es la forma como proponemos construir el Socialismo.

martes, 23 de junio de 2015

Las Universidades colombianas, la Paz y el desarrollo científico sostenible. El embeleco de la justicia “transicional”.

El punto 1 de la agenda Farc-Gobierno requiere desde ya que nos aboquemos en su planificación porque de cualquier forma en que continúen los diálogos ese será el punto fundamental a implementar. Los centros de investigación de las universidades colombianas tienen el deber de aportar al máximo de sus posibilidades con el renovado respaldo de un Estado en mora de satisfacer el derecho del pueblo colombiano a educación incluyente; llevamos décadas de crecimiento cuantitativo de la educación superior, a expensas de los Estudiantes-Trabajadores, de los padres de familia y de las universidades privadas porque la Universidad pública ha paralizado su crecimiento y acumula un fuerte deterioro, con algunas excepciones. Pero es necesario cualificarse, integrarse efectivamente al progreso de la nación formando profesionales competentes, eficientes y eficaces.

Los que leemos y asistimos a conferencias nos sentimos suficientemente ilustrados en cuanto al análisis y diagnóstico del conflicto interno, pero estamos a la expectativa de que esas investigaciones avancen presentando síntesis propositivas que sean probadas en investigaciones de campo para que el Estado pueda convertirlas en políticas públicas, que debieran ser seguidas científicamente como investigaciones aplicadas en el marco de una economía circular y sostenible para garantizar el futuro de las nuevas generaciones.

Los eventos sobre el proceso de paz que integran 4 universidades (Nacional, Javeriana, Los Andes y Externado) pueden iniciar la unión de las mejores Universidades del País para crear modelos de desarrollo rural, que combinen una reforma agraria campesina con grandes plantaciones agroempresariales tal como se plantea en el punto 1 aprobado, con algunas salvedades, por la mesa Gobierno-Farc y que refleja el empate en la lucha por imponer uno u otro modelo, solucionable con la coexistencia pacífica de los 2. Las 4 Universidades cuentan con las carreras y posgrados requeridos para esta gran Empresa y con la participación del SENA, como instructores de masas, pueden crear los primeros modelos en el marco de la región central y de la integración rural-urbana. Los gobernantes de Bogotá, Tolima, Cundinamarca, Boyacá y Meta seguramente apoyarían estos proyectos en esta primera región recién declarada.

Aporto ideas que he plasmado en mi blog así:


Ideas puntuales para el desarrollo rural integral:





Información sobre los 2 desplazamientos forzados de los que fui víctima:



y por último un pequeño libro que hice para definir sencillamente la economía política y la gestión empresarial que propongo:


En cuanto a la justicia “transicional”, pretenden columnistas y académicos desconocer el DIH y especialmente el protocolo II, sobre los conflictos armados y estos aplicados al interior de un país, piden a una parte beligerante someterse, aunque sea de una forma nominal, a la justicia de la otra parte. La Insurgencia no va a claudicar frente a esta parte del Estado al que confrontan y que ha sido usada como arma de guerra con carteles de testigos falsos y condiciones de reclusión inhumanas. ¿Cuantos líderes populares que no pertenecen a la Insurgencia pagan cárcel, mas bien ignominia deshumanizante, a cuenta de esta tal justicia? Hay cerca de diez mil compatriotas oprimidos por esta cruel forma de tiranía del Estado colombiano. A los guerrilleros presos se les desconoce sus derechos de prisioneros de guerra y los gobiernos han preferido abandonar a su suerte a soldados y policías capturados. La insurgencia tiene su propio poder judicial y no ha signado adhesiones a organismos internacionales de justicia, ejerce el derecho a la rebelión contra un Estado que practica el terrorismo como arma principal en esta guerra contra su propio pueblo.

Propuesta para la mesa Gobierno-Farc actualizada a Junio/2015

RESUMEN.

La economía política que puede permitir la coexistencia de grandes empresas agropecuarias capitalistas con fincas familiares y haciendas comunitarias deber ser evolucionada de las fracasadas experiencias neoliberales y colectivistas, un sistema mixto basado en la eficiencia productiva que le permita a los agro-negociantes competir en los mercados internacionales aprovechando las ventajas del clima, mejorando los suelos, con riego permanente y con el apoyo del estado en cuanto a una normatividad adecuada y estable, subsidios que compensen los de otros países e infraestructura vial.

Para que la producción familiar pueda proyectarse a mediano y largo plazo debe dejar de ser artesanal, salvo en los casos en que los consumidores lo aprecien con buenos precios, adquiriendo pequeñas máquinas que aumenten la productividad personal y aprendiendo de las tecnologías que requieren grandes volúmenes de producción, creando asociaciones comunitarias que también se conviertan en centros de asistencia técnica, adquisición de insumos, mercadeo y venta, para que las fincas familiares se concentren en producir agroecológicamente, en forma sostenible y con economía circular, alimentos y materias primas orgánicas para el auto-consumo, el trueque y buenos excedentes que les permita disfrutar de la modernidad y contribuir a la prosperidad del país.

Colombia posee una extensión similar a la de argentina para producir alimentos pero mientras los argentinos producen alimentos para 300 millones de Personas nosotros debemos importar el 30% de lo que consumimos y exportamos muy poco. De las 50 millones de hectáreas desmontadas solo 4 millones se dedican a la agricultura, el resto alimenta 28 millones de cabezas de ganado con un sistema obsoleto de ganadería extensiva que ha degradado los suelos, algunos ya desiertos, produciendo gran cantidad de gases de efecto invernadero y secando muchas fuentes de agua. En Paz y con un desarrollo rural adecuado es posible llegar a producir alimentos para 300 millones de Personas, disminuyendo el impacto ambiental y mitigándolo, semiestabulando el ganado y con un manejo adecuado de las heces podríamos producir gran cantidad de energía y abonos libres de elementos nocivos. Porque los cultivos gigantes también deben crear ecosistemas sostenibles completando el ciclo con los animales domésticos.

Hay Países con enormes poblaciones que necesitan alimentos y cada vez los quieren con mayor valor agregado porque su población tiende a urbanizarse y a salir de la pobreza, como aceites, concentrados, carnes, pescados, frutas exóticas, enlatados, refrigerados, deshidratados etc. Así que es cuestión de planificar adecuadamente nuestro desarrollo rural y establecer canales eficientes de distribución. Hoy es posible hacer alianzas estratégicas con las potencias emergentes como China, India, Rusia, algunos de los países musulmanes, etc. que además de ayudar a establecer mercados estables pueden ofrecer financiación y asistencia técnica, transferencia de tecnología para maquinaria, equipos, pesticidas biológicos, hasta bio-tecnología y nano-tecnología.




INTRODUCCIÓN.

Aunque nací y viví hasta mi primera juventud en la ciudad llevo mas de 40 años estudiando lo rural en Colombia. Muy joven y con unos ahorros decidí acompañar a un grupo de campesinos colonos desplazados del magdalena medio a fundarnos en el departamento del Guaviare. Décadas denunciando barbaridades y proponiendo soluciones, clamando por la Paz, sentirme obligado a desplazarme después de la muerte infame de muchos amigos, sentir el miedo que producen las amenazas y verme obligado a solicitar refugio en el exterior. Unirme a los movimientos sociales y políticos populares que en las ciudades luchan por una salida negociada al conflicto social y armado. Apoyar a nuestros amigos para que accedan a poderes locales y hagan presencia en los poderes centrales; persuadir a algunos compatriotas proyectados como herederos del dominio ignominioso para que cedieran a su conciencia social y se animaran a construir juntos un futuro amable para todos. En fin, luchar por lograr una Paz con justicia social para Colombia.

La situación internacional es muy favorable porque los Países mas poblados de la tierra han logrado convertirse en grandes potencias con enormes ahorros y necesidades de alimentos, combustibles, productos minerales y mercados para su cada vez mas tecnificada producción. Sudamérica avanza en su autonomía e integración y cuenta con enormes recursos naturales, en bio-diversidad, agua dulce, suelos, energéticos y minerales, así como la necesidad de adquirir financiación y tecnología avanzada. La conjunción de estas potencialidades ha comenzado a cambiar la economía mundial y Colombia tiene la oportunidad de sumarse a esta espiral de progreso, si logra parar la guerra resolviendo sus contradicciones violentas a través del dialogo y la negociación.

El acuerdo al que han llegado el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para iniciar negociaciones de Paz tiene la virtud de enfocarse en las causas que originaron la gran rebeldía civil y armada del Pueblo rural contra la opresión tiránica, reconociendo tácitamente que los demás problemas sociales como Educación, Salud, Hábitat, etc., están empezando a ser solucionados por crecientes fuerzas populares progresistas que, lograda la Paz, se potenciarían con el concurso legal de las fuerzas en resistencia. Es necesario que los demás grupos insurgentes se sumen a este proceso incorporando el énfasis que el Ejercito de Liberación Nacional (ELN) le da al control de los recursos energéticos y de la minería. También es necesario que los grupos armados al servicio de los Señores de la guerra sean tenidos en cuenta para lograr involucrarlos en las soluciones, neutralizando posibles saboteos de su parte. Los Señores de la Guerra deben aceptar que ya no es posible continuar con economías de tipo feudal, recibiendo el apoyo necesario para que puedan evolucionar a grandes empresarios del agro y la minería, dispuestos a someterse a la constitución y la ley de un renovado Estado Social de Derechos.

Vamos Compatriotas, nos llegó la hora de reconciliarnos ante la realidad de una Colombia que puede ser amable para todos sus residentes, siempre y cuando superemos la mentalidad fatalista e inoperante que insiste en proseguir con esquemas de dominación social inaceptables para los demás.

DESARROLLO RURAL INTEGRAL.

Todas las partes enfrentadas en la lucha armada y sus Víctimas deben encontrar opciones de vida que sean dignas y económicamente viables y eso es posible con políticas de desarrollo rural que involucren diversos modos de producción a los que se inclinen o puedan acomodarse los diferentes actores del conflicto social y armado. La Insurgencia debe encontrar la forma de potenciar su lucha por reivindicar al Pueblo de la explotación despiadada y la marginalidad a la que lo han sometido las fuerzas dominantes, posiblemente liderando una gran empresa nacional agropecuaria que respalde a los Campesinos, brindándoles seguridad y sostenibilidad, y por supuesto participando en las deliberaciones políticas y en las elecciones. Los grupos armados de los Señores de la Guerra necesitan opciones de vida junto a sus familias, sin sufrir el azote de la miseria y de la manipulación mafiosa. Los Señores de la Guerra (grandes narco-traficantes y contrabandistas, grandes mineros ilegales y monopolistas como el finado Víctor Carranza, los jefes de las bandas criminales, Agro-Empresarios que han optado por la acción violenta para proteger o ampliar sus negocios, y los terratenientes improductivos) necesitan poder formalizar sus negocios o cambiar a otros donde puedan desarrollar su dinamismo sin causar daño a otros o caer de nuevo en la ilegalidad. Las oportunidades de renovación deben ser generales, a los compatriotas que insistan en acciones antisociales el Estado debe poder neutralizarlos respetando sus derechos y sometiéndolos a procesos de rehabilitación reales en lo posible y a un trato humanitario.

Es necesaria una regulación de la actividad minera que permita garantizar la sostenibilidad ambiental y los derechos tanto de sus trabajadores como de las comunidades vecinas. El Estado debe cumplir como garante de la propiedad nacional de los recursos mineros obligando el pago justo de regalías e impuestos para lo cual debe tener presencia permanente en las minas y contar con mayoría decisoria en los explotación de recursos que sean estratégicos para el País, como los energéticos, los minerales de gran valor, escasos o localizados en pocos sitios. A estas explotaciones mineras pueden vincularse muchos Señores de la Guerra asociados con expertos e inversionistas, nacionales y extranjeros, y con el Estado colombiano en los casos que la sociedad lo exija, ofreciendo empleo digno a los miembros de las bandas armadas.

Los Terratenientes improductivos que utilizan la ganadería extensiva para marcar territorios conquistados, muchas veces en forma ilegal, pueden concentrarse en la mitad de esas tierras, asociarse a su vez con expertos e inversionistas, como los agro-empresarios brasileros y argentinos, para producir cultivos gigantes destinados a los grandes consumidores mundiales, luego de surtir el mercado local.

A groso modo, de las 114 millones de hectáreas de suelos que posee Colombia hay 52 millones desmontados de los cuales solo 5 millones producen agricultura, incluyendo casi un millón en agro-combustibles. Así que 47 millones de hectáreas se desperdician en Colombia para contener 28 millones de reses que con una semi-estabulación sencilla podrían estar bien atendidas en 3 millones de hectáreas, pudiendo crecer varias veces a medida que mejora la tecnificación, por supuesto cuidando la sostenibilidad ambiental y el buen trato a los animales. Quedarían 44 millones de hectáreas para ampliar los cultivos.

Los Terratenientes deben renunciar a tierras de dudosa adquisición dedicadas a la ganadería extensiva, entregando parte del ganado al aumento, para resarcir a las Víctimas del despojo quienes a su vez debieran aceptar el reemplazo de las tierras despojadas que posteriormente fueron sembradas con cultivos permanentes por otras cercanas a los consumidores. Los nuevos agro-empresarios se concentrarían en producir mega-cultivos sostenibles y con impacto ambiental mitigado en 22 millones de hectáreas. La mitad restante, entre las restituidas y las desmontadas propiedad de la nación aptas para la producción agropecuaria, deben ser para los Campesinos despojados o sin tierra y de una gran empresa nacional agropecuaria que los respalde. 22 millones de hectáreas para la Reforma Agraria de economía social coexistiendo con la economía privada de los grandes empresarios agropecuarios en un sistema económico mixto. Se deben crear alrededor de un millón de unidades agropecuarias para igual número de familias con un promedio de 10 hectáreas cada una, las 12 millones de hectáreas restantes serían de la gran empresa nacional agropecuaria para que con alianzas estratégicas pueda fortalecerse a fin de dar el mejor respaldo a los Indígenas, Afrodescendientes y Campesinos.

SISTEMA ECONÓMICO MIXTO.

Los socialdemócratas lograron construir un avanzado estado de bienestar en buena parte de Europa pero el regreso al poder del neoliberalismo está concentrando cada vez mas el capital en pocas manos a costa de la pobreza y la miseria de muchos porque además las naciones que les eran dependientes se resisten a permitir que las continúen saqueando. El socialismo leninista se derrumbó porque lamentablemente degeneró en la hegemonía de minorías opresoras que usurparon el poder a los trabajadores; pero el retorno al capitalismo ocasionó mas violencia, creciente pobreza y miseria. Notable la excepción de China, y de algunos otros países, que tuvieron la visión de permitir la coexistencia de los 2 sistemas con resultados sorprendentes.

Debemos aprender más para lograr estados de bienestar sostenibles porque si no lo hacemos peligra la paz mundial y la supervivencia de la vida en el planeta. La clave está en neutralizar la inexorable acumulación de capital privado, manteniéndola bajo control de un Estado realmente democrático y con la creación creciente de capital social, que pertenezca a todos, con la participación de las comunidades organizadas en la gestión directa de muchas empresas y con la auditoría de los trabajadores en las demás, para evitar la hegemonía de los altos burócratas y de los capitalistas mas poderosos y despiadados dispuestos a sacrificar a la humanidad en su demente y descontrolada ambición de poder.

El sistema económico mixto debe tener una parte estrictamente planificada, la llamaremos economía social, con el fin de satisfacer los derechos humanos, especialmente los Derechos económicos, sociales y culturales (DESC), lo demás puede ser regulado por el mercado, la llamaremos economía privada, pero requiere la supervisión del Estado y de los trabajadores organizados. Como se parte de una economía privada generalizada el gobierno debe regular a las empresas que producen los productos para la economía social, que llamaremos producción social, para que paulatinamente satisfagan a mayor número de personas, dependiendo de los recursos y la organización.

Otro componente del sistema mixto es el capital social que a diferencia del capital privado pertenece a todos y puede ser administrado indirectamente por el Estado o directamente por las comunidades organizadas. El Estado debe tener el propósito de que cada vez más producción social sea de capital social por lo que las inversiones para ampliar la cobertura de la satisfacción de los DESC deben ir prioritariamente a la promoción de esta combinación. Paulatinamente, a la medida que se tenga capacidad de organización y disponibilidad de recursos, se deben ir comprando con capital social las empresas privadas que generen producción social. Las empresas privadas seguirán creando e innovando productos, algunos de los cuales llegarán a ser considerados producción social. Las empresas de capital social también debe innovar con base en la investigación científica y la creatividad auspiciada de los trabajadores.

Consideremos 4 tipos de propiedad para realizar el sistema económico mixto:
  1. Privada, incluidas las cooperativas que decidan definir los ingresos laborales y la distribución de excedentes en su propio ámbito. Tendrán vigilancia del Estado y de los trabajadores cuando estos adquieran la organización y la capacidad de hacerlo.
  2. Estatal. Bajo la responsabilidad de los poderes públicos pero al servicio de todos los ciudadanos quienes deben ejercer veeduría incluida en los costos de control de estas empresas. Los servicios que prestan los poderes del Estado a los ciudadanos son parte importante de la satisfacción de los DESC y de su buena gestión depende en parte el bienestar general. Los niveles de remuneración laboral para este tipo de propiedad deben ser iguales en todo el país.
  3. Social, donde la propiedad también es de todos los ciudadanos, con igual derecho de veeduría, pero gestionada por sus trabajadores organizados quienes también tendrán los mismos niveles de remuneración en todo el país. En este tipo de propiedad y en la Estatal es muy importante medir la productividad personal y empresarial para tomar los correctivos necesarios si llegan a ser inferior a límites mínimos razonables, solo así podrán ser eficientes y eficaces satisfaciendo las necesidades del Pueblo y creando nuevo capital social. Los mejores trabajadores recibirán reconocimientos morales, promoción a niveles superiores y la oportunidad de ayudar a las empresas con baja productividad.
  4. Familiar o Comunitaria. De campesinos, artesanos y otros pequeños productores y distribuidores quienes podrán anudarse a las redes de suministro de insumos y distribución de la gran empresa nacional agropecuaria, sumando así a la economía social sin perder su independencia productiva. Estas empresas podrán convertirse en sociales adquiriendo la capacidad de medir su productividad personal y empresarial, adoptando los niveles de remuneración nacionales e invirtiendo sus excedentes en la ampliación de su capacidad productiva y en el bienestar comunitario.

¿DE CUAL SITUACIÓN PARTIMOS?

El conflicto social y armado tiene la producción primaria reducida a un mínimo de su potencial porque la disputa por el suelo ha obligado a los campesinos colonos a desmontar, desmontar y desmontar intentando en vano construir un proyecto de vida viable y sostenible porque cuando empiezan a salir de la pobreza son conminados a “vender” las mejoras por esbirros al servicio de un Señor de la guerra oculto para los amenazados. Luego de que los testaferros logran “comprar” varios predios arrecien el acoso acusando de abigeato o cualquier otra cosa a los remisos y “ajusticiando” a algunos para escarmiento de los otros, con lo cual consiguen seguir “comprando” mas barato al aterrorizado o a la viuda, desplazándolos a las ciudades o monte adentro a seguir desmontando. Algunos deciden rebelarse y se conectan con los rebeldes que existen desde cuando algunos indígenas prefirieron adentrarse en lo profundo para continuar siendo libres y los negros cimarrones siguieron su ejemplo. Algunos de ellos portan modernas armas e ideas que orientan a impedir a los despojadores usufructuar de lo robado.

Los campesinos han desmontado casi medio país pero solo un 4% del territorio nacional produce el 70% de lo que comemos, ya que el otro 30% se adquiere a los agroindustriales extranjeros que gracias a los subsidios recibidos de sus gobiernos quebraron a la competencia local debido a que el Estado se dejo imponer la eliminación de los aranceles compensatorios. Los biocombustibles, de producción incipiente, sí tienen subsidios pero son producidos por algunos viejos “cacaos” y Señores de la guerra, aunque parece que los unos son los verdaderos señores y los otros no pasan de ser testaferros mafiosos, sabrán ellos. En el resto del desmonte pastan 28 millones de reses, la mayoría desnutridas y llenas de parásitos, y las mas o menos bien atendidas están en las pocas tierras que el ejercito y los “vigilantes privados” puede asegurar por estar cerca de los centros poblados.

De los recursos del subsuelo solo una ínfima parte del territorio ha podido ser explorado y lo poco que se produce tiene altísimos costos de seguridad, legal e ilegal, por lo que las regalías e impuestos de renta obtenidos son de los mas bajos del mundo. A excepción de los hidrocarburos, el carbón y el níquel, en los otros renglones parece que produce más la minería informal. A esto se suma la renuncia de agregar valor a la producción primaria, herencia de la división internacional del trabajo impuesta por los viejos países dominantes. Como consecuencia, a pesar de poseer inmensas riquezas, en Colombia solo 3 de cada 10 trabajadores tiene un empleo formal y el porcentaje de desempleados es el mas alto de América.

Los gobiernos, poniendo la cara por los terratenientes, nunca han logrado una paz sostenible, porque esta guerra es por la tierra así salpique porquería a todos los colombianos. Hasta ahora se han enfrentado los terratenientes de todo tipo, con el apoyo de las fuerzas armadas oficiales y de sus “bandas criminales”, como las llaman ahora, contra las comunidades rurales desarmadas y a evolucionados rebeldes, con armas modernas y novedosas, organizados por avezados estrategas que ha acumulado experiencia de sobra. Los que por vía del intelecto entienden y denuncian la guerra son tratados como ideólogos de los rebeldes y sometidos a la justicia penal o simplemente asesinados o desaparecidos.

REFORMA AGRARIA DE ECONOMÍA SOCIAL.

La solución debe responder positivamente a los siguientes interrogantes: ¿Cómo cumplir con los Derechos Humanos superando el estado de cosas inconstitucional? ¿Cómo acabar con el narcotráfico o por lo menos con el narco-cultivo? ¿Cómo solucionar el conflicto social y armado interno? ¿Cómo acabar con la miseria y avanzar en la superación de la pobreza?

El lamentable atraso de la producción agropecuaria en Colombia.

La economía tradicional indígena, afrodescendiente y campesina nos ha alimentado por varios siglos y continúa brindándonos la mayoría de los alimentos, sin embargo ha sufrido la contaminación de los agro-químicos en abonos y pesticidas que si bien a corto plazo logran aumentar la productividad, atentan contra la salud de productores y consumidores y degradan el medio ambiente. La distribución ni siquiera llega a ser de libre mercado porque una vez saturados los escasos mercados de los Pueblos pequeños el Campesino debe utilizar redes de intermediarios que pagan lo mínimo al productor y no le compran si el mercado final está saturado. Los grandes almacenes de cadena han creado sus propias redes y controles de calidad siendo buenas pagas para comenzar, algunos brindan asistencia técnica para tratar de unificar la calidad de la oferta, pero cuando ya cuentan con productores suficientes acuden a las reglas del mercado para lograr pagar, muchas veces con retraso, el mínimo necesario para mantener el suministro. Todo lo anterior genera un lamentable desperdicio de comida, presentándose hambre en muchos colombianos que no tienen con que comprarla y simultáneamente perdiéndose la comida en los cultivos porque no se justifica cosechar al precio que están pagando, o en las ineficientes cadenas de distribución.

Casi todas las organizaciones rurales de Colombia se han vinculado a la vía Campesina, que propende por la soberanía y la seguridad alimentaria, la agroecología y la distribución local de alimentos, sin embargo la agroecología en nuestro País avanza muy lento tanto por la violencia como por la falta de apoyo al productor.

Restituir para vivir en paz y progresar.

De las 28 millones de cabezas de ganado sus dueños darán la mitad al aumento, ya que se quedarían sin tierras para este ganado pero también es justo que apoyen a los Campesinos, por medio de fondos ganaderos, de tal manera que un millón de familias campesinas puedan contar con un promedio de 12 reses al aumento como base para su explotación agroecológica. Los ganaderos conservarían la propiedad de las 28 millones de reses gestionando directamente 14 millones, los Campesinos gestionarían al aumento 12 millones en sus fincas y haciendas agro-ecológicas y las 2 millones restantes las atendería la gran empresa nacional agropecuaria, donde trabajarían unas 200 mil familias desplazadas más otras, especialmente de Técnicos y Profesionales que encontrarían opciones para su desarrollo.

Hay que respaldar la producción agrícola actual ayudando a volverla sostenible formalizando el trabajo, con mejores créditos, seguros y protegiéndola de las importaciones subsidiadas en el origen. Se debe resolver el problema de los minifundistas para que puedan ampliar sus parcelas a fincas sostenibles que puedan servir para sacar de la pobreza a estas familias dejando un margen razonable de crecimiento.

La gran empresa nacional agropecuaria.

Los Desplazados, los minifundistas y los habitantes urbanos que quieran vivir en el campo tendrán opción de crear fincas o integrarse en comunidades para crear haciendas, adscritas a resguardos indígenas, territorios colectivos de los afro-descendientes o a zonas de reserva campesina según sea el caso, o bien emplearse en la gran empresa nacional agropecuaria, de propiedad estatal e indirecta de todos los Campesinos, la cual cumplirá las siguientes funciones:
  1. Crear centros productivos de la empresa en todos los municipios del país, anudados a las organizaciones populares locales.
  2. Producir cultivos gigantes de soya, maíz, sorgo y demás cultivos necesarios para la elaboración de forrajes y alimentos concentrados, para el auto-consumo, el consumo nacional y la exportación.
  3. Crear modelos productivos para los diferentes climas y tipos de suelo del país, con base en las milenarias culturas indígena y campesina y los avances agroecológicos, con el fin preparar los paquetes tecnológicos a implementar, acompañados de los servicios de financiación, seguros, disponibilidad de insumos y distribución de la producción.
  4. Coordinar los fondos ganaderos departamentales y municipales para distribuir equitativamente los ganados a los Campesinos velando porque no falten los insumos críticos y la asistencia médico-veterinaria.
  5. Gestionar los 2 millones de reses recibidos al aumento distribuyéndolos en todos los municipios del país con vocación ganadera, propendiendo por la mejora continua de las razas y la producción de semen y embriones para los ganados gestionados por los Campesinos. Buscar el mejoramiento de las demás especies de animales domésticos incluidos la producción de alevinos para la piscicultura y la incubación de polluelos de aves de corral.
  6. Coordinar la reforestación de cuencas y laderas muy pendientes, la construcción de pequeñas y medianas represas para generar electricidad, con canales para hacer acueductos e irrigación de cultivos.
  7. Coordinar la construcción y mantenimiento de carreteras, líneas férreas y de navegación con el fin de lograr y mantener un flujo permanente de vehículos que garantice la movilidad de personas y productos.
  8. Coordinar la adquisición y producción de insumos y la distribución de la producción, manteniendo controlados los precios de los insumos y los productos así como los precios de venta a los consumidores.
  9. Coordinar la planificación de la economía campesina y urbana complementaria con la participación protagónica de las comunidades organizadas tanto de productores como de consumidores y considerando las expectativas de exportación a los países socios y amigos.
  10. Prestarle a los productores el servicio de software y hardware para que participen en la planificación, registren la ejecución que les corresponda y puedan controlar tanto sus gestiones individuales, como las colectivas, comunitarias, regionales y nacionales. Este servicio se debe prestar en tiempo real, en los sitios de producción y distribución, para que la información fluya oportunamente.
La gran empresa agropecuaria nacional debe cumplir estas funciones actuando como centro de investigación científica, promoviendo la creatividad y la innovación al interior de la empresa y de los usuarios Campesinos e integrando al Sena, a Colciencias, al Banco Agrario, a Invias, a las Corporaciones medioambientales y a las demás entidades relacionadas para que presten sus servicios oportunamente en los sitios requeridos.

Resumiendo, la gran empresa agropecuaria nacional debe ser el complemento de los productores Campesinos para permitirles dedicarse a producir con la tranquilidad de contar con el respaldo de una entidad que solucione los demás problemas relacionados. En esta empresa se concentrará lo mejor de la capacidad de gestión empresarial y de la investigación científica agropecuaria con el fin de brindar asistencia técnica a los Campesinos y producir de manera altamente industrializada los cultivos gigantes de soya y demás necesarios para alimentar animales domésticos pero también los bio-combustibles, primando la sostenibilidad del medio ambiente y de los nuevos tejidos sociales comunitarios, sin descuidar las generación hidroeléctrica y de las demás energías limpias.

Estimado inicial de los costos de la reforma agraria de economía social.

Una unidad agropecuaria debe servir para sacar de la pobreza a una familia de 5 miembros, de los cuales 2 la trabajan. Por ejemplo una finca agroecológica de 10 hectáreas de las cuales se reforesta 4 para proteger las aguas y obtener algo de madera; supongamos el uso de Moringa Oleífera para obtener semillas, forraje y alimento concentrado con el fin de sostener e incrementar las 12 reses recibidas al aumento mas algunos cerdos, peces y aves, y cultivos de pan coger para el auto-consumo. Para hacer esta finca se requiere invertir unos 80 millones de pesos en 2 años; también debe unirse a cadenas eficientes de suministro y distribución para que llegue a ser sostenible y logre prosperar paulatinamente.

Las familias campesinas quieren consumir mas de los avances de la tecnología para el hogar y que sus hijos estudien desde la primera infancia hasta que sean profesionales, por tanto requieren de máquinas que aumenten su productividad personal como motocultores y sus accesorios, guadañadores, etc. y riego para los cultivos sobretodo en tiempos de sequía. Quieren tener una casa resistente y cómoda con electricidad, agua potable, gas para cocinar, electrodomésticos etc. Pero los Campesinos están dispuestos a hacer sacrificios en los primeros años antes de colmar estas expectativas normales en el mundo de hoy.

Es posible que se deba trabajar 2 años antes de alcanzar el punto de equilibrio por lo que se requiere financiar a largo plazo, además de la vivienda inicial, las máquinas y los materiales para construir las instalaciones, los primeros animales, etc. unos 24 meses/hombre de trabajo, con lo que la familia puede vivir en pobreza pero con dignidad 2 años ya que es posible empezar a tener algunos ingresos a los 6 meses que pueden crecer paulatinamente hasta que a los 2 años superen los egresos y se empiece a amortizar los préstamos y a capitalizar.

Inicialmente se puede vivir en ranchos, tal vez con pisos de cemento, construidos con materiales de la finca, hoy hay nuevas técnicas de construcción de casas en adobe hermosas y prácticas, pero conviene empezar con el motocultor para poder rehacer el suelo arando profundo y rastrillando el probablemente compactado y medio erosionado potrero, aplicando luego los caldos biológicos y los abonos que se requieran y ahí sí poder sembrar, fumigar, limpiar y cosechar para obtener el forraje, hacer los concentrados, seleccionar las semillas y el pan coger de auto-consumo. Se requiere hacer establos, galpones y estanques tropicales para poder estabular las 12 reses y empezar a procesar el estiércol, las aguas servidas de la casa y los desechos vegetales en un bio-digestor que produzca biogás, abono orgánico y a mediano plazo electricidad; los chinos venden generadores eléctricos de hasta 6,5KW que funcionan con biogás y cuestan menos de US$500, con una batería para 1 hora de respaldo el aparato puede descansar lo necesario y recibir mantenimiento sin que se interrumpa el flujo de energía.

Miremos unas cifras tentativas:

Si esto cuesta hacer una finca para que una familia pudiera rehacer su vida extrapolemos cuanto sería el costo de la reforma agraria de economía social:


esto suponiendo que se invierten 8 millones de pesos para poner a producir cada una de las 12 millones de hectáreas de la gran empresa nacional agropecuaria con lo que se brindaría respaldo a las familias Indígenas, afrodescendientes y Campesinas. ¿De donde saldrían esos 64 mil millones de dólares?

Financiación de la Reforma agraria de economía social.

El desarrollo debe ser mínimo en 5 años así: 1er año 10%, 2º 15%, 3º 20%, 4º 25%, 5º 30% luego se requerirían 6,4 mil millones de dólares para el primer año, 9,6 para el segundo, 12,8 para el tercero, 16 para el cuarto y 19,2 mil millones de dólares para el quinto año.
De un fondo para la reparación de las Víctimas, que debe garantizar el Gobierno Nacional y que se debe alimentar con las reparaciones físicas de los Victimarios, debe salir la cuarta parte o sea 16 mil millones de dólares en los 5 años lo que daría 3,2 mil millones de dólares al año o en pesos, a 2.500,oo pesos por dólar, 8 billones de pesos que corresponden a un poco mas del 3% del presupuesto nacional. Para completar el fondo de reparación los grandes conglomerados económicos debieran hacer una contribución por una vez, diferida a 5 cuotas anuales de aumento progresivo si lo prefieren, y así se evitaría tener que usar dinero del presupuesto ordinario de la nación para esto. Este 25% se daría como aporte no reembolsable a los beneficiarios.
Otro 25% se obtendría de créditos del Fondo para el financiamiento del sector agropecuario (Finagro) a 10 años con 2 años muertos para vivienda rural, instalaciones y maquinas agropecuarias. En estos casos, en donde hay certeza de un fuerte aumento de la producción nacional, se puede emitir dinero para que el Banco de la República financie al Finagro sin que se desborde la inflación. El 50% restante se puede obtener de los Países grandes consumidores que quieran asegurar el suministro de alimentos y agro-combustibles que se puedan producir hasta en 20 millones de hectáreas, anticipos que pueden ser parte en especie como fabricas de tractores, motocultores y sus accesorios, para ser amortizados con parte de sus compras. Estos Países, socios estratégicos del Pueblo rural colombiano, podrían obtener también concesiones en infraestructura férrea y fluvial para beneficio mutuo al facilitar el transporte.

Los Campesinos pueden ser protectores del medio ambiente.

Las comunidades rurales deben velar porque la extracción de los recursos del subsuelo y las mega-obras en espacios rurales se haga sin destruir el medio ambiente o con acciones de mitigación suficientes para garantizar la sostenibilidad de los ecosistemas alterados para lo cual deben actuar como veedores, capacitados y asesorados por personal idóneo e independiente. Donde se inicie un proyecto de extracción de minerales o una mega-obra debe crearse una comunidad agropecuaria, si no existe, para que cumpla con las funciones mencionadas y que por supuesto surta de alimentos frescos a los trabajadores. Que mejor que un Campesino consciente de la preservación del medio ambiente para que le garantice al resto de sus compatriotas la sostenibilidad de esas porciones de patria.

PASOS A SEGUIR.


  1. Debemos empezar por la declaración de una tregua multilateral de las Fuerzas armadas, de la Insurgencia y de las bandas armadas al servicio de los Terrateniente, los narcotraficantes, mineros ilegales y demás mafias. Declarada la cesación de acciones ofensivas por todos los actores armados procederán a ubicarse en grandes latifundios improductivos cercanos a sus frentes o centros de operación.
  2. La policía nacional se concentrará en la seguridad de los centros urbanos y las demás fuerzas armadas oficiales en la seguridad de la infraestructura vial y energética, la producción rural actual y de las explotaciones mineras, excepto de la ganadería extensiva cuya protección se distribuirá en los actores armados más cercanos. No se trata de apropiarse de un botín de guerra porque hay que preservar la propiedad actual y responder por la misma de acuerdo a un inventario inicial, admitiendo la presencia de los dueños o de sus representantes.
  3. Los actores armados deben construir campamentos, hacer siembras de pan-coger, mantenimiento de caminos y reforestación de cuencas y laderas muy pendientes aprovechando para ello su disciplina militar y la mano de obra de los combatientes que no estén cumpliendo labores de vigilancia. Debe evitarse el ocio, sin descuidar el debido descanso y la recreación. El gobierno debe financiar con el control que sea necesario.
  4. Establecida la tregua se reunirán aparte las organizaciones de Indígenas, afro-descendientes, otros campesinos, desplazados, por un lado, y Terratenientes, por el otro, con el fin de que elaboren sus planes de negociación y nombren a los delegados correspondientes. Los delegados de los Indígenas, afro-descendientes, otros campesinos y desplazados se reunirán para integrar sus planes y llegar unidos a la negociación con los Terratenientes. Los actores armados al margen de la ley nombrarán delegados que se integrarán a los delegados campesinos o a los Terratenientes, según sea el caso, para participar desde la elaboración de los planes de negociación.
  5. Se reunirán los delegados de los campesinos y desplazados con los delegados de los Terratenientes como negociadores autorizados, con la mediación del gobierno a través de una consejería nacional para la reforma agraria. El resto del gobierno así como las organizaciones de la sociedad civil y la Academia estarán disponibles para asesorar a los delegados cuando estos lo soliciten.
  6. Las negociaciones se prolongarán hasta que se acuerde el plan de restitución de tierras y la dación de ganados al aumento en cada región y los terrenos y ganados para la gran empresa nacional agropecuaria. O sea que una vez sean aprobados los delineamientos nacionales de la negociación se procederá a crear las mesas regionales para acordar los detalles de cada Municipio y Vereda.
  7. Simultáneamente con la negociación, las organizaciones de campesinos y desplazados adelantarán el censo de beneficiarios de la reparación y convocará Asambleas de estos beneficiarios por región para acordar los planes de traslado a sus nuevos hábitats definidos en las negociaciones regionales. Debe haber mecanismos de consulta y aprobación con los delegados a las negociaciones por medio de teleconferencias en línea en horarios definidos y aprobados por todos.
  8. Acordados los sitios de restitución se trasladarán los pioneros nombrados por las Asambleas de base, con la coordinación de los delegados a la negociación, con el objetivo de construir los campamentos provisionales y los cultivos de pan-coger comunitarios para que cada vez más pioneros se puedan trasladar. El gobierno nacional debe financiar estos movimientos y actividades para darles viabilidad con el debido control.
  9. El movimiento de pioneros además aliviará poco a poco el hacinamiento en las ciudades y las autoridades locales y el gobierno nacional concentrarán la ayuda humanitaria para la supervivencia de los beneficiarios pendientes de traslado.
  10. Paulatinamente y a medida que se construyan los asentamientos provisionales y se empiecen a cosechar los cultivos de pan-coger los beneficiarios restantes se irán trasladando. Los beneficiaros trasladados se reunirán en Asambleas para planear y construir los asentamientos definitivos, la distribución de las tierras, de los cultivos y de los animales.
  11. También cuando sean acordados los sitios de restitución el gobierno nacional negociará con los delegados campesinos y de los desplazados la creación de la directiva de la gran empresa nacional agropecuaria. Desde su constitución los Campesinos tendrán asiento en la junta directiva de esta empresa con el propósito inicial de hacer la veeduría, pero avanzando en un proceso de capacitación para lograr la co-gestión.
  12. La gran empresa nacional agropecuaria debe iniciar el enganche de los beneficiarios que prefieran ser empleados de esta empresa para crear las instalaciones iniciales en cada Municipio y poder recibir el ganado al aumento. También debe crear la oficina de mercadeo en el exterior para que con el auxilio de las oficinas pertinentes del gobierno nacional inicie la búsqueda de países socios estratégicos que les permita obtener contratos de suministro, créditos, anticipos de la producción y asistencia técnica para los cultivos gigantes y sus derivados.
  13. Las fuerzas armadas oficiales deben absorber a parte de la Insurgencia como una policía rural para aprovechar su experiencia y su larga lucha por la reivindicación de los campesinos. Sus intelectuales políticos conformarán una tendencia más dentro de las fuerzas progresistas insertándose en la disputa civil para el acceso a los poderes públicos. Las bandas armadas de los Terratenientes y los narcotraficantes, incluidos los elementos de las fuerzas armadas oficiales que hayan estado a su servicio o que hayan cometido delitos de guerra, deben poder pagar confinados en sus sitios de trabajo y vivienda, igual que sus patrocinadores y determinadores. Hacienda por cárcel, más las terapias que determinen los jueces con la asesoría de expertos.
  14. Las Fuerzas armadas en vez de disminuir el número de sus hombres pueden optar por aprovechar su disciplina para aportar en la construcción de carreteras, canales navegables, hidroeléctricas medianas y pequeñas, reforestación, etc. preparándolos para trabajar después del retiro.
  15. Ya no me atrevo a seguir vaticinando el posible desarrollo de esta inmensa espiral de progreso pero visualizo que una vez despertadas las por tanto tiempo aletargadas fuerzas productivas agropecuarias nacionales nada ni nadie podrá detenerlas.